15 December 2016 ~ 5 Comentarios

¡LE RONCA LA CARABINA!

Por Jorge Riopedre

ben-rhodesSi usted es cubano tiene que haber oído o invocado alguna vez en su vida “la carabina de Ambrosio”, dicho popular criollo que al parecer se originó a principios del siglo pasado. La Carabina de Ambrosio, que no tenía pólvora en sus cañones y siempre estaba colgada de un clavo, alude a los objetivos y personas que son inútiles y no sirven para nada. Así, de algo inservible se dice que “es más inútil que la carabina de Ambrosio”. El siguiente es un buen ejemplo.

Ben Rhodes, asesor de seguridad nacional del Presidente Barack Obama, afirma en los albores de su defunción política que revertir el proceso de acercamiento a La Habana afectaría la imagen de Estados Unidos en América Latina. Más adelante el vocero del mandatario estadounidense (a todas luces el que más ha contribuido a prolongar la dinastía castrista con excepción de John F. Kennedy), fundamenta su argumento en la falacia de “un programa que ha mejorado la vida de los cubanos y la conexión entre ambos pueblos”. Da repugnancia que las inclinaciones ideológicas puedan cegar a funcionarios bien informados llevándoles a distorsionan la realidad cubana.

Estos diletantes de la política exterior no se dan cuenta que salvo los Nicolás Maduro y Rafael Correa de la avanzada castrista en América del Sur, la mayoría de los países de América Latina está clamando porque Washington despeje las dudas sobre su política regional, en particular lo que parece un concubinato con Cuba para forzar una paz dudosa en Colombia. Si el hemisferio es el hogar de todos los americanos y Estados Unidos es el que cuenta con mayores recursos para contribuir al orden regional, los demócratas latinoamericanos abandonados a su suerte no tendrán otra alternativa que plegarse a los dictados de los Daniel Ortega y los Evo Morales para sobrevivir y proteger a los suyos. ¿Será acaso premeditado?

¡Le ronca la carabina de Ambrosio! Que a estas alturas del fracaso socialista, comunista o como quieran llamarle, algunos activistas políticos nos quieran embrutecer a todos comprando literalmente la voluntad de los más pobres con dádivas, regalos o promesas que en lugar de sacarlos de la miseria los condenará a ser más miserables. Los más jóvenes, idealistas por naturaleza, tal vez no lo entiendan, pero uno ha vivido lo suficiente para ver la oreja del lobo cuando acecha la presa.

Bien por ignorancia, arrogancia o aviesas intenciones, no se sabe cuál, defensores de las relaciones con Cuba piensan que los problemas de la isla se solucionan con paladares y turistas proxenetas indiferentes a las necesidades de la población, como si la cúpula gobernante no fuera parte directa de la corrupción pública o estuviera dispuesta a soltar voluntariamente las riendas del poder que le proporciona cientos de millones de dólares e inmunidad diplomática para ellos y sus familiares.

Con gente como esta no hay transición posible. Ahí están los ejemplos de Mijaíl Gorbachov y Boris Yeltsin: al primero intentaron darle un golpe de estado, y el segundo tuvo que disolver el parlamento ruso a cañonazos, porque la cúpula roja quería destituirlo y continuar la farsa bolchevique. Ya ven ustedes por qué le ronca la carabina que la Casa Blanca insista en seguir negociando con La Habana a cambio de nada, mientras la seguridad del estado reparte palos a las dos manos y miles de cubanos abandonan la isla.

5 Responses to “¡LE RONCA LA CARABINA!”

  1. menendag05 16 December 2016 at 1:24 pm Permalink

    A pesar de su criterio y de lo fallido y decepcionante que resulta para algunos (patriotas), la posibilidad de terminar excluidos en la vieja lucha por heredar el trono -, en el marco de una imposición violenta, (en la cual tampoco expondrían el pellejo),– solo se la recomiendan a Liborio– para después ellos ordenar el encauzamiento de la futura política…
    A mi me parece que la única Carabina de Ambrosio, es oponerse a la lógica y las enseñanzas de la historia que imponen aplicar la dialéctica, entender que vivimos en otra época y que la única solución contemporánea y razonable es una transición,- que inevitablemente tendrá lugar- a pesar de los pronósticos sombríos que enmarca para algunos el que posiblemente el futuro poder no descansará en las viejas y gastadas generaciones, sino en las de una realidad social que ignoran pragmáticamente los que se oponen a su eclosión en una época que impone:
    Un enfoque contemporáneo y realista, en el ámbito de una actualidad impositiva e ineludible.
    Pericles

    • eusebio 18 December 2016 at 12:06 pm Permalink

      Das lastima con tu comentario, eres una victima del sistema totalitario o un tonto util disfrazado o uno de sus agentes.

  2. Humberto 16 December 2016 at 3:20 pm Permalink

    Es lo más aberrante que he visto desde que salí de Cuba y que nunca imaginé cuando vivía en Cuba que se ocurriera a personas nacidas libres y en democracia. Ya sabes, uno esta en esa caja de cristal y no cree posible que hayan gente nacidas libres, que tengan mentalidad de esclavos de nacimiento.
    http://humbertomondejargonzalez.blogspot.com/2016/12/354-rhodes-paso-de-asesor-de-seguridad.html
    354-Rhodes pasó de Asesor de Seguridad Nacional a plañidera de Obama

  3. Humberto 16 December 2016 at 3:28 pm Permalink

    Es algo que he meditado y me desconcierta tanto que la única explicación que me he encontrado a que una persona nasca, sea libre y quiera la esclavitud de otros seres humanos, bajo la familia Castro en este caso; es que padecen alguna enfermedad mental no descubierta hasta ahora.
    http://humbertomondejargonzalez.blogspot.com/2016/11/331-michael-moore-eva-golinger-sean.html
    Lo malo es que es una enfermedad muy peligrosa y hay que combatirla con todo lo que este a nuestro alcance, porque afecta humanos.

  4. Carlos Berro Madero 31 December 2016 at 9:33 am Permalink

    No conozco al señor Riopedre, pero todo lo que dice respira sentido común.No obstante, habría que preguntarse qué otros métodos existen para “recuperar” la democracia en Cuba.
    Con el acercamiento de Obama se ha cambiado el garrote por una dulce zanahoria, pero el proyecto no parece marchar como se pensó.
    Son muchos los intereses comerciales cruzados -intra y extra Cuba-, que se han desarrollado a través de una situación que se prolonga desde los 50 y a ello se suma el hecho de que muchos cubanos jóvenes (y otros no tanto), parecen haberse acostumbrado a la cultura del sometimiento (¿Síndrome de Estocolmo?).
    A veces causa la impresión de que se comportan como un paciente que saliese de un coma profundo y vuelve a la vida activa después de muchos años, “schockeándose” con el renovado contacto de un mundo que desconoce.
    Tenemos la firme sospecha que cualquier “apertura” debiera tener lugar trabajando a fondo sobre la psicología interior de los ciudadanos y no solamente con el “facilitamiento” a ciertas mejoras materiales de la vida diaria.

    Carlos Berro Madero
    Columnista de NOTIAR
    Buenos Aires, Argentina


Leave a Reply