01 December 2015 ~ 0 Comentarios

La corrupción de Miguel Ángel Moratinos

Si un funcionario público hace en Estados Unidos, Inglaterra, o cualquier país que se tome en serio la ética y el conflicto de intereses, lo que ha hecho Miguel Ángel Moratinos, acaba ante los tribunales y, muy probablemente, en la cárcel. Utilizar un cargo público para enriquecerse es la primera definición de la corrupción. De alguna manera, eso es lo que hacía la familia Pujol en Cataluña. ¿Qué buscaba Moratinos cuando intentaba convencer a Europa de que abandonara la posición común con relación a Cuba? ¿Protegía un futuro negocio? La sociedad española tiene todo el derecho a preguntarse si la política exterior de Zapatero, en las manos de Moratinos, estuvo al servicio de la nación o de los intereses personales del canciller. Eso es lo que El Confidencial publica al destapar lo que ha hecho el canciller Miguel Ángel Moratinos en Cuba y en otros países. Otra vergüenza que deshonra al Partido Socialista.

__________________________________________________________________________

Moratinos ya ofrece su ‘lobby’ para hacer negocios en Cuba y factura 800.000 euros

por JOSÉ MARÍA OLMO

Moratinos Cuba

(El Confidencial Digital) Los negocios ocultos de Miguel Ángel Moratinos comienzan a emerger. El exministro de Asuntos Exteriores se desplazó a Cuba en febrero en compañía del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero. El viaje supuestamente respondía a motivos personales que ninguno de los dos dirigentes socialistas quiso desvelar, pero aceptaron reunirse públicamente con  Raúl Castro y tratar los asuntos que más interesaban al régimen. El encuentro resquebrajó el tradicional consenso en una materia tan sensible como la política exterior y provocó un profundo malestar en el Ejecutivo de Mariano Rajoy. Ahora, 10 meses después de ese viaje, ha queda acreditado que esa deslealtad tuvo recompensa para Moratinos: su ‘lobby’ ya se ofrece a otras empresas como la mejor puerta de entrada para hacer negocios en Cuba.

Así consta en el nuevo folleto de International Consulting Partnership (ICP), la consultora que  el exministro de Exteriores montó en 2012 para rentabilizar sus numerosos contactos comerciales en el extranjero y en la que está acompañado por su hija, Sandra Maunac, y antiguos altos cargos socialistas, como Juan Díaz, exjefe de gabinete del exministro, y Yolanda Parrado, exdirectora de Casa Mediterráneo.

ICP vende sus servicios en el documento para la “internacionalización de la empresa”, el “asesoramiento a gobiernos e instituciones y desarrollo de políticas públicas”, “Responsabilidad Social Corporativa (RSC)” y la “promoción y desarrollo de proyectos culturales”. Se trata de una información similar a la que ya figuraba en la página web de ICP desde que la compañía comenzó a operar hace tres años. La verdadera novedad del folleto estriba en el capítulo dedicado a las zonas geográficas en las que está especializado el ‘lobby’. Es ahí donde Moratinos reconoce, por primera vez, que su firma “mantiene importantes lazos económicos y políticos” y “desarrolla proyectos” en “la República de Cuba”. “En esta región, [ICP] no solo ha favorecido las relaciones económicas bilaterales, sino también las multilaterales a través de los organismos regionales”, puede leerse en la última página del catálogo.

Especializado en democracias frágiles

La visita de febrero le habría servido a Moratinos para engrasar sus vínculos con el régimen castrista con la colaboración de Zapatero, pero no es el único mercado que trabaja su consultora. ICP también asegura en su nuevo folleto que dispone de excelentes relaciones con Kazajistán, Uzbekistán, Azerbaiyán, Senegal, Ghana, Guinea Ecuatorial, Angola, Mozambique, Chile, Uruguay, Perú, Colombia, Guatemala, El Salvador, China y Rusia, en su mayoría países con acusados déficits democráticos y en los que es fácil pactar una concesión o un contrato si se tocan las teclas políticas correctas.

Moratinos y Zapatero con Raúl Castro. (EFE)Moratinos y Zapatero con Raúl Castro. (EFE)

El negocio del dirigente socialista funciona. ICP declaró el pasado verano haber conseguido en 2014 unos ingresos de 808.509,75 euros, un 46,8% más que el año anterior, cuando cerró con una facturación de 550.468,25 euros. Sus beneficios también crecen. El ‘lobby’ ganó el pasado año 160.574,36, un 24,6% más que en 2013, cuando se quedó en 128.785,25 euros. Y todo con una sola empleada en nómina.

​Los negocios sanitarios del exministro

Presencia de la empresa de Moratinos en la feria de la Salud de Cuba.
Presencia de la empresa de Moratinos en la feria de la Salud de Cuba.

Los intereses en Cuba de Moratinos van más allá de ICP. El exministro también preside Lindmed Trade SL, una empresa dedicada a la venta de material médico que dispone de la autorización necesaria para poder operar en la isla. Según la Cámara de Comercio cubana, Lindmed está incluso habilitada para comerciar con productos navales, farmacéuticos e industriales. Curiosamente, el representante oficial de la sociedad en ese país es Juan Díaz, administrador de ICP.

Dos meses después de la reunión de Zapatero con Raúl Castro, Lindmed montó un ‘stand’ en la Convención Internacional de Salud Pública de La Habana, el mayor evento comercial del sector sanitario en un país que carece de productos y bienes de primera necesidad. El evento se celebró entre el 20 y 24 de abril en el Pabellón de Exposiciones de la capital y contó con la presencia de las máximas autoridades del país.

Este diario publicó el pasado abril una serie de correos electrónicos que demostraban que Moratinos y su equipo habían utilizado los recursos de Casa Mediterráneo -dependiente de Exteriores- para entablar relación con dirigentes del Magreb y el Golfo Pérsico que luego han sido utilizados por ICP para introducir empresas en esos países y firmar suculentos negocios. Los documentos a los que tuvo acceso El Confidencial también probaban que embajadas de España como la de Qatar  habían sido puestas por Moratinos al servicio de sus intereses económicos privados.

Leave a Reply