06 March 2013 ~ 11 Comentarios

Noticias urgentes para enterrar a Hugo Chávez

por Carlos Alberto Montaner

chavez

(FIRMASPRESS) Se veía venir desde hace semanas. Lo anunciaron el 5 de marzo de 2013, pero la muerte cerebral debe haber ocurrido antes.

Llegó la hora del recuento.

Cuando era un adolescente, Hugo Chávez Frías soñaba con encarnar al “látigo Chávez”, un extraordinario lanzador de béisbol venezolano que murió muy joven en un accidente de aviación en la década de los sesenta.

No pudo. Tal vez fue una pena. Hugo jugaba con mucho entusiasmo, pero tenía un talento limitado, así que debió conformarse con resucitar el espíritu del Libertador Simón Bolívar.

En todo caso, se trataba de una personalidad mesiánica. Alguien convencido de que había sido elegido por los dioses para ocupar un lugar superior dentro de la especie. ¿Por qué? No se sabe. Misterios de la autoestima. No había nada en la inteligencia de Hugo Chávez que indicara vestigios de genialidad.

Hugo provenía de un hogar de clase media situado en provincia. Su padre, Hugo de los Reyes, ex gobernador de Barinas a remolque de la popularidad de su hijo, era un maestro vinculado al partido socialcristiano COPEI. Su madre, Elena Frías, también era maestra.

Su hermano mayor, Adán, mentor de Hugo, estudió física hasta obtener un doctorado y se quedó merodeando el mundo académico atrapado en las ideas comunistas. Cuando Hugo se convirtió en presidente, lo nombró embajador en Cuba y Ministro de Educación. Ahora es el gobernador de Barinas. Parece que el nepotismo no es una falta en Venezuela.

Hugo dio tumbos por diversas vocaciones hasta que carenó en el ejército y se hizo paracaidista. Era, al fin y al cabo, una carrera intelectualmente sencilla, socialmente segura y con una predecible escala salarial.

En los setenta y ochenta, cuando se convierte en oficial, en América Latina mandaban muchos espadones y algunos militaban en la izquierda nacionalista-populista-antinorteamericana y prosoviética. El más popular era Omar Torrijos. El más sombrío, el peruano Juan Velasco Alvarado, asesorado por Norberto Ceresole, un argentino fascista y antisemita proveniente del peronismo de izquierda.

En la distancia, la Cuba de Fidel ya no mandaba guerrillas a destruir la frágil democracia venezolana –todas habían sido derrotadas–, pero continuaba siendo una inspiración política para muchos latinoamericanos.

La influencia militar latinoamericana, el remoto efluvio cubano, las chácharas marxista de su hermano Adán y el propio lenguaje político –el relato, como dicen hoy día— entonces vigente en la sociedad venezolana, contribuyeron a fecundarle la promiscua musa ideológica al joven Hugo.

Por aquellos años, los de la nacionalización del petróleo durante el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez, se suponía que le correspondía al Estado dirigir la economía, controlar los precios y corregir la injusta distribución de la riqueza. (Todos los disparates que Hugo Chávez cometió durante sus 14 años de gobierno fueron ensayados en las cuatro décadas que duró la democracia).

Con ese bagaje, Chávez y otros oficiales comenzaron a reunirse para intercambiar ideas y planear la toma violenta del gobierno. Esas maniobras no pasaron inadvertidas para la jefatura militar, pero los políticos prefirieron ignorarlas.

Finalmente, en 1992 Chávez y un grupo de oficiales tratan de dar un golpe militar. El rol de Chávez era tomar la casa de gobierno y matar al presidente Carlo Andrés Pérez. Fracasa y se entrega, pero instantáneamente se convierte en una celebridad.

Eran tan débiles los reflejos democrático de los venezolanos que, a las 48 horas de la sangrienta intentona, las encuestas demostraron que el 65% de la sociedad respaldaba la aventura golpista.

Una combinación letal entre la corrupción, la incompetencia y las demoledoras críticas de los medios de comunicación, habían deslegitimado casi totalmente el modelo democrático.

Una parte sustancial del país apostaba por la solución revolucionaria. Esperaba que unos tipos bien intencionados limpiaran el establo, como dicen popularmente los venezolanos, “a coñazos”. Chávez encarnó esa violenta fantasía regeneracionista.

A los dos años, Chávez y los suyos fueron amnistiados. En esa época reaparece el argentino Ceresole –que en el camino había mezclado su fascismo original con las estupideces autoritarias del Libro Verde de Gadafi—y se convierte en su ángel guardián.

A mediados de los noventa Chávez va a Cuba y cae bajo el influjo de Fidel Castro. Es amor a primera vista. Fidel lo adopta y lo adapta. Extirpa de su cabeza las ideas de Ceresole y las sustituye con el catecismo marxista y el know-how aprendido de los soviéticos.

A fines del 98 Chávez gana unas elecciones y en febrero de 1999 comienza su lento y zigzagueante”  trayecto hacia “el mar cubano de la felicidad”.” 

Redacta una nueva constitución, le cambia el nombre al país y modifica el escudo. Es un refundador inquieto e incorregible.” En su momento, intervendrá el poder judicial, encarcelará adversarios políticos, confiscará medios de comunicación y controlará una buena parte de ellos. En suma, recortará las libertades y aumentará inmensamente los límites de su autoridad personal en medio de un incesante torrente de palabras.

En abril de 2002 una asonada militar lo saca del poder, pero sólo por 48 horas. Regresa a Miraflores muy temeroso y cada vez más entregado a “los cubanos”. Sólo confía en los Castro y en el aparato de espionaje de La Habana.

El Instituto de Estudios Cubanos de la Universidad de Miami ha calculado el costo anual de esos servicios que Cuba le prestaba a Chávez: diez mil millones de dólares, incluidos 115 000 barriles diarios de petróleo que llegan a la Isla para consumo y reventa. Otro cálculo, el del Dr. Carmelo Mesa Lago, padre de la cubanología, lo eleva a trece mil millones de dólares anuales: más del doble del subsidio soviético en la era de mayor eplendor.

Mientras tanto, el chavismo consolida su popularidad por medio del más intenso asistencialismo-clientelista. Treinta misiones instruyen, curan, operan cataratas, subsidian alimentos, prometen viviendas y regalan electrodomésticos. Santa Claus vive en Miraflores.

Detrás de esas medidas ultrapopulistas subyace la idea de que Chávez gobierna para los pobres. Su gran votación está en los sectores D y F de la sociedad. Lo sostienen “los de abajo”. Son estómagos agradecidos.

Chávez, además, cantaba, jugaba al béisbol, hacía chistes, insultaba a sus adversarios y vivía en la primera página de los diarios y en el prime time de la televisión. Pertenecía a la estirpe de los político pintorescos latinoamericanos. Era todo un espectáculo.

Pero había otra cara. La administración pública venezola es una alcantarilla. Según Transparency, es el país más corrupto de América Latina y los padres y los cinco hermanos de Hugo son frecuentemente acusados de participar de ella. Es el país que tiene la más alta inflación (29%). Han cerrado 107 000 empresas (un 15% del total). Ha emigrado medio millón de venezolanos, casi todos educados y muchos de ellos con sus capitales. El gasto público es insostenible. La ayuda exterior, una desproporcionada locura. Caracas se haitianiza y en todo el país surge ese perfil de escombros y detritus de perros típico del socialismo. Últimamente devaluaron la moneda un 32%. Tendrán que volver a hacerlo dentro de poco.

Chávez ha muerto a los 58 años de un cáncer mal curado en La Habana. Deja cuatro hijos tristes y a un tercio del país acongojado. Pero hay otro legado: durante un par de generaciones el chavismo, escindido en diversas vertientes, continuará gravitando sobre la vida pública nacional. Algo así como sucede con el peronismo en Argentina, pero peor aún.” 

A la nación potencialmente más rica de América Latina le esperan épocas muy malas de inestabilidad y violencia.

11 Responses to “Noticias urgentes para enterrar a Hugo Chávez”

  1. Nicolás 6 March 2013 at 7:56 pm Permalink

    Del mejor CAM. La ironía a punto. El dato exacto. La pincelada precisa. La perspectiva clara en un texto breve y coherente. Verdad que un poco tiñosón al final. Pero ya se sabe que un pesimista es un optimista bien informado. Yo, como tengo la fe que le falta al maestro Montaner, declaradamente agnóstico, creo que Dios volverá a interceder por Venezuela. ¿Y por Cuba? Parece que el Altísimo se ha olvidado de nuestra isla larga y estrecha cundida de marabú.

  2. Dante Bobadilla Ramírez 6 March 2013 at 10:17 pm Permalink

    Excelente reseña. Solo le falta mencionar la relación morbosa con el resto de países de Latinoamérica, su afán por intervenir en cada país para apoyar monigotes que luego pudiera mangonear, y la herencia de “viudas” del régimen que hoy no saben qué trasero besar. Todo eso en este blog:

    http://vozliberal.blogspot.com/2013/03/hugo-chavez-perfil-de-un-monstruo.html

    Saludos!

  3. Luis Saltiel 6 March 2013 at 11:29 pm Permalink

    Este blog está siendo bloqueado desde Facebook si se trata de accesar por enlaces que algunas personas colocan en sus páginas de Facebook. Esto es lo que se lee cuando se trata de usar estos enlaces:

    Security Alert
    The link you are trying to visit has been classified as potentially abusive by a Facebook partner. Learn more about keeping your account secure.

    Trend Micro: This website was classified as abusive
    This warning is provided in collaboration with Trend Micro. Learn more

    Parece que alguien no quiere que los usuarios de Facebook lean lo que tiene que decir el Sr. Montaner, a quien sugiero que contacte a esta compañía (Trend Micro) para que corrijan este absurdo error.

  4. William Aguero 7 March 2013 at 12:59 am Permalink

    Tambien a mi me salio el dichoso mensaje pero lo deseche y entre al blog. Quien podria tener interes en ocultar los escritos del sr. Montaner? Obvia la respuesta ..

  5. ana 7 March 2013 at 6:16 am Permalink

    Es cierto, sin embargo, tuvo el mérito de fijarse en esa parte de los pueblos de América que todos llaman “Los olvidados”, Galeano llama “Los Ninguno” “Los ninguneados”, esos que los políticos y poderosos casualmente nunca ven, son invisibles.
    No estoy a favor del socialismo, pero mientras en esta América nuestra existan políticos y poderosos tan ladrones, sinverguenzas, ambiciosos sin fin que están más preocupados por comprarse mansiones en EU para sus hijos y familia toda,financiar viajes a Europa y otras pequeñeces….. mientras la miseria abyecta sea tan masiva, la gente viva de la basura, existan favelas y barrios miserables, el acceso a la educación es casi un milagro,se privatizan los servicios públicos, el poder jurídico sea una cueva de ladrones y miserables con toga y birrete que ostentan el título de “juristas”,la violencia y la marginalidad sean algo cotidiano, el saqueo y la corruptela de la clase política sea visto como algo “normal”, mientras estos Estados sean tan débiles y flacuchos y otro montón de etc etc, seguirán surgiendo tipos como Chávez.
    América Latina es un hervidero en donde se cocinan este tipo de líderes.

    • JAD 7 March 2013 at 3:37 pm Permalink

      Ana, estoy de acuerdo en que mientras tengamos estos problemas seguirán surgiendo líderes con estas características, pero eso no significa que haya que tomarlos en serio, un problema no es justificación para un error: yo creo que Chávez no ha mejorado sustancialmente ninguno de los problemas que mencionas y sin embargo gran cantidad de gente está dispuesto a dejarlo pisotear instituciones, constituciones y derechos en nombre de una “revolución” que parece no tener mucho más que fundamentos discursivos en base a ideas añejas y no funcionales, o incluso destructivas. Me parece que elevarlo a la categoría de representante de los menos favorecidos es un error grave. Y sí, seguimos siendo el hervidero.

      Saludos.

      • ana 7 March 2013 at 8:14 pm Permalink

        Así es. Y fíjate que es razonable el artículo de Montaner y lo que tú expones también, desde luego, pero ¿cómo explicar la aceptación que entre los sectores más desfavorecidos tuvo este presidente? Porque creó organizaciones a las que llamó “Misiones” que estaban dedicadas fundamentalmente a erradicar el analfabetismo y a atender la salud de los más desposeídos, entre otras cosas. ¿Fue clientelista? Si, claro, y todo lo demás también, pero yo le veo mérito al hecho de haberse fijado en ese grupo de “Olvidados”.¿Lo hizo mal? Para mi, si, pero al menos se fijó en ellos, e hizo cosas para aliviar sus miserias.
        Desafortunadamente pensó que los “remedios” socialistas al estilo Cuba, eran la solución y se dejó enceguecer por las ideas de Fidel Castro, craso error! El socialismo es equitativo haciendo que todos seamos miserables y cada vez más pobres. El carácter personalista de su mandato me parece funesto, esos líderes “todólogos” son fatales. Yo creo que primero habría que fortalecer las bases económicas de un país, Venezuela tenía todo para eso, y al mismo tiempo ir llevando a cabo reformas sociales que beneficien a todos y como consecuencia ir disminuyendo sustancialmente la pobreza endémica de estas tierras americanas, en lugar de estar regalando petróleo y dinero. Así hizo Cuba, sin tener ningún respaldo económicamente fuerte, se puso a intervenir en cada país de América, Asia y África exportando el socialismo y con el cuento del internacionalismo proletario, todo eso sin tener bien su propia casa. Y bueno, ya sabemos el final de todo eso.
        Desafortunadamente, Chávez, que sin Fidel quizás hubiera sido un reformista con buenas intenciones, escuchó los cantos de sirena del viejo dictador, y lamentablemente, los resultados no fueron tan buenos como él hubiese querido.
        Saludos.

  6. luis marrero 7 March 2013 at 2:47 pm Permalink

    Don Miguel de Unamuno dice, en el prologo a su novela “La Tia Tula”, que “cuando Dios repartio los 7 Pecados Capitales le dio la Hipocrecia a los Ingleses,la Avaricia a los Franceses y la Envidia a los Espanoles” Y esa es la herencia que los latinoamericanos comparten con los espanoles. La envidia a los que pensamos que son mejores que nosotros, una envidia destructiva a todo lo que posea valor en America Latina. Por el contrario, los Anglosajones sienten admiracion y tratan de copiar a los que triunfan en algun aspecto de la vida.
    Esta envidia es lo que produce que la America Latina tenga mas dictadores y tiranos que ninguna otra region del mundo, y que se promulgue como promedio una nueva constitucion cada 5 anos por el dictador de turno. Despues de todo, no existe ningun respeto por la ley y la unica ley que surte efecto es el de la fuerza bruta del dictador y eso es todo. Por eso es que se cambia de constitucion segun el gusto del mandamas que esta ocupando el poder actualmente con el conocimiento general que no se va a cumplir despues de que muera o sea derrotado el gobernante de turno.

    Todo esto tiene un nombre que lo abarca todo y es corrupcion. Y es esta corrupcion la que mantiene a la America Latina en el estado de subdesarrollo que padece actualmente. Hasta que los latinoamericanos decidan desprenderse de este cancer social no habra ninguna solucion a los graves problemas sociales que sufre la region. Y seguiran surgiendo aspirantes a dictadores como Hugo Chavez que explotaran este sentimiento de frustacion del pueblo para su conveniencia personal, y eso es todo.

    Gracias

  7. Héctor Rodriguez 7 March 2013 at 2:56 pm Permalink

    Hugo Chavez vino de una casta de venezolanos de esos que siempre viven sin agregar valor a sus actividades. Es un grupo, bastante elevado,de esos que no respetan normas,horarios ,compromisos y nunca son capaces de realizar esfuerzos para conseguir ingresos sólidos,es el grupo social, que aunque te esfuerces, no logras aun conseguir que agreguen valor a su trabajo y vivan de su productividad. Ese grupo esencialmente se va a la “docencia” y a las carreras militares. Se aprovechó de ese gran nicho de flojos para violar hasta su propia constitución y vivió de la productividad del nicho social mas pequeño del país. Le costó la vida, pero dejó una gran plaga dispersa en toda latinoamérica que llevará tiempo transformar y reeducar

    • Armando Hartmann 7 March 2013 at 4:35 pm Permalink

      La casta de Hugo Chávez no es de aquellos que viven “sin agregar valos a su actividad”. “¡No! son aquellos que le “restan valor a su actividad”. Los primeros son vagos inocuos pero, los segundos son tenebrosos depredadores sociales. La herencia de odio social extraída del manual de los vagos vividores de Marx y Engels, es la herencia más repudiable que pudo haber dejado el comandante presidente como lo llaman sus famélicos panegiristas.

  8. albañiles barcelona 25 June 2013 at 6:49 pm Permalink

    Noticias urgentes para enterrar a Hugo Chávez | El Blog de Montaner , es interesante, desde que os recibo no puedo parar de mirar todas vuestras sugerencias y me alegra cuando recibo uno más, sois lo mejor en español, me encata vuestra presentación y el curre que hay detrás. Un beso y abrazo,GRACIAS POR VUESTRO TRABAJO, nos alegrais la vida.


Leave a Reply