14 December 2013 ~ 18 Comentarios

Obama, Raúl Castro y Sudáfrica

por Carlos Alberto Montaner

Obama Raul Castro

Granma no reprodujo el discurso de Barack Obama en Sudáfrica. Era humillante para Raúl Castro. Tras el protocolar apretón de manos, Obama explicó que no se debía invocar en vano el nombre de Mandela. No era aceptable celebrar la vida y la obra del líder desaparecido y perseguir a quienes sostienen ideas diferentes a las oficiales. Eso se llama hipocresía.

Raúl, cuando leyó su discurso, sin proponérselo, le dio la razón a Obama. Sin ningún recato celebró la diversidad como si él presidiera la Confederación Helvética. Mientras hablaba, en Cuba se recrudecía la represión contra los demócratas a golpes, patadas y calabozos. El espectáculo encarnaba la idea platónica de la hipocresía.

Para entender a Cuba es razonable acercarse a Sudáfrica. Hay muchas similitudes entre el desaparecido apartheid y la dictadura de los Castro. Los dos sistemas se erigieron sobre disparatadas teorías que conducían al atropello y el autoritarismo.

El apartheid sudafricano se nutría de la vergonzosa tradición norteamericana de la segregación racial, edificada sobre  el sofisma de “dos sociedades iguales, pero separadas”, modelo originado en la pretendida superioridad de los blancos, forjado con la copiosa “legislación de Jim Crow” en la mano. Cuando el Partido Nacional de Sudáfrica, en 1948, hizo suya esa filosofía, y posteriormente fragmentó el país en bantustanes, echó las bases del horror.  

La dictadura cubana, a su vez, se sustenta en las supersticiones del marxismo-leninismo. Los comunistas tienen el privilegio exclusivo de organizar la convivencia cubana. Lo dice, incluso, la Constitución. Los ampara la certeza de la superioridad “científica”. No puede haber otras voces, porque ellos, a través del Partido, son la vanguardia del proletariado, esa clase sobre la que se articula, no se sabe por qué, el devenir de la historia.  

Aquella infame Sudáfrica, felizmente desaparecida, estaba básicamente dividida en dos castas raciales: de una parte los blancos, con todos los derechos y privilegios, y de la otra los negros y mestizos, súbditos de segunda categoría (ni siquiera eran ciudadanos).

Cuba está dividida en dos castas ideológicas: los comunistas y sus simpatizantes “revolucionarios”, dotados de todos los derechos, frente a los indiferentes y los opositores, calificados como gusanos o escoria, y tratados y maltratados con el mayor desprecio. Incluso, se les veda el acceso a los estudios universitarios porque se ha proclamado, insistentemente, que “la universidad es para los revolucionarios”.      

Los defensores de la segregación racial y del apartheid sudafricano legislaron sobre los sentimientos de las personas. No se podía amar a una persona de otra raza. No se podía tener relaciones sexuales con ella. No era posible el matrimonio interracial. Ni siquiera las caricias y los besos.

Los defensores de la dictadura cubana decretaron que no se podía tener vínculos afectuosos con exiliados, presos políticos u opositores. Se rompieron los lazos entre padres e hijos, entre hermanos, entre amigos. A veces se quebraron las parejas. Los matrimonios con extranjeros no eran bien vistos. Se creó la extraña categoría del “desafecto”. La policía política vigilaba a las mujeres de los cabecillas comunistas, civiles y militares, para notificarles a los maridos cualquier adulterio. La revolución también era la dueña de la entrepierna de las mujeres.

Frente al horror del apartheid, numerosos países comenzaron a presionar para producir un cambio de régimen. Había que hacerlo. Era lo decente: acabar con esa viscosa bazofia y sustituirla pacíficamente por un sistema plural basado en el consenso, la democracia y la igualdad ante la ley. Para lograrlo se produjo un embargo económico auspiciado por la ONU.

Ante ese acoso internacional, el gobierno blanco de Pretoria puso el grito en el cielo e invocó sus leyes y su constitución peculiares. Decía ejercer su derecho soberano a la autodeterminación, pero no le hicieron caso. Por encima de esa vil coartada “nacionalista” estaba la decencia: no se podía maltratar impunemente a la población negra, como si estuviera compuesta por animales.

Estados Unidos, que vaciló, cobardemente, ante el embargo internacional contra Sudáfrica (finalmente se sumó), en el caso cubano es uno de los pocos países del planeta que presiona en el terreno económico con el objeto de cambiar un régimen totalitario e injusto por otro democrático, plural e incluyente.

Eso es lo coherente. Contribuir a que ese pueblo se libere, como sucedió en Sudáfrica. Supongo que, según Obama, esa es la mejor manera de honrar a Mandela.

18 Responses to “Obama, Raúl Castro y Sudáfrica”

  1. Augusto de la Torre Casas 15 December 2013 at 7:56 am Permalink

    Lo siento, discrepo. Opino igual que Angel F. Fermoselle en EL MUNDO, que dice (sic): “cuando ofreces la mano también te ofreces tú”. La dictadura cubana ha durado 55 años precisamente por esas carantoñas inmorales de grandes líderes que coquetean con las barbaridades que hace el régimen. Mientras Obama, gran hipócrita sin dudas, apretaba la mano de R Castro, en Cuba golpeaban y encarcelaban sin disimulos a muchos disidentes pacíficos. Ese gesto del presidente de EEUU fue un aval más a que siguieran masacrando al pueblo estos tipejos a cuyo jefe máximo estrechó la mano, sonriente, el llamado hombre más poderoso del mundo. Si yo fuera Castro, me sentiría avalado ante esa mano que algunos quieren ver como diplomática. No creo en esa diplomacia, creo en la actitud contraria sin concesiones a la dictadura cubana.
    Augusto Lázaro

    • Cubano-Americano 20 December 2013 at 7:56 pm Permalink

      Obama es un jefe de estado con leyes protocolares…no es un exiliado cubano…

  2. salvador 15 December 2013 at 7:54 pm Permalink

    Mientras Raúl alababa el ejemplo de Mandela en Sudafrica, en Cuba, las detestables pandillas gubernamentales agredían cobardemente a un solo hombre por intentar ejercer el mismo derecho por el que Mandela luchó.
    No se por qué, recordé el film “El Padrino” cuando el nuevo jefe del clan Corleone aprovechó el bautizo de su sobrino para eliminar (matar) a todos sus adversarios.
    Cualquier semejanza no es pura coincidencia.

  3. Darío Figueredo 15 December 2013 at 10:39 pm Permalink

    En donde hay similitudes es entre el afán que puso EEUU para mantener el Apartheid, el afán que puso para mantener la dictadura sangrienta de Batista, el afán que puso para sembrar dictaduras en América
    cada vez que en estos países hubo algún atisbo de patriótico nacionalismo (¿le menciono ejemplos?), el afán que puso EEUU para someter a la revolución cubana asesinando incluso a su líder, el afán que puso y pone para mantener un bloqueo tan infame como inútil y que hoy recibe el rechazo de todo el mundo, perdón, no de todo el mundo, hay 2 excepciones. Bloqueo inútil porque de lo que pretendió lograr, durante 60 años, logró nada. Bueno, no nada, porque penurias para el pueblo cubano sí que logró, pero se pretendió, mediante estas penurias, provocar la rebelión contra su régimen, y de esto, nada. Ese pueblo no ha querido rebelarse a pesar de todo lo que ud. pueda opinar.
    Esta es la hipocresía: te aplasto para dominarte y cuando me derrotas te aplaudo y elogio por tu capacidad de sacrificio. Esto hicieron con Mandela ¿verdad? Y ud. esta hipocresía no la ve. Se fija en si el Granma publicó el discurso de Obama.
    Para terminar: en Sudáfrica sí, se conformó la rebelión y tiró abajo el sistema que, como ud. mismo menciona, no fue resistido por EEUU y sí apoyado.
    ¿Donde están las hipocresías Sr. Carlos Alberto Montaner?

    • cubana 17 December 2013 at 3:51 am Permalink

      Que manera de cambiar la realidad tienen los socialistas de todos los siglos son magos en el arte de cambiar el reves en Victoria bueno en su supuesta Victoria porque si usted se lee detenidamente Sr y mira la realidad de estos paices que estan bajo gobiernos socialistas pero ve la verdadera realidad no la que usted quiere o le conviene ver se dara cuenta de la hipocresia de estos gobiernos que se dicen nacionalistas socialistas y al final son un grupo de apandillados que toman el poder o por la fuerzas como en cuba o por elecciones el modelo Nuevo y cambian las constituciones los ejercitos y ponen a sus hombres y despues la reeleccion indefinida donde siempre ganan Yo me pregunto Y donde esta la diferencia politica con los anteriores gobiernos y no le recuerdo lo de la prensa solo se permite la que habla bien de ellos ni de las expropiaciones para despues no ser capases ni de tener papel sanitario como en Venezuela y dicho sea de paso no hay bloqueo El bloqueo de ese pais esta en el cerebro de sus gobernantes si es que tienen cerebro y no se los comio el pajarito hablador Por favor Sr no se haga el tonto a estas altural de la historia si no se tiene nada major que decir es mejor que aprenda ha hablar con el pajarito

    • Emilio 17 December 2013 at 9:40 pm Permalink

      Atencion!
      El Sr Emisario del Granma se ha colado en el blog de Montaner!
      Que afan puso Estado Unidos en “mantener” el Apartheid en South Africa?
      Que afan puso Estado Unidos en “mantener” a Batista en el poder en Cuba?
      Que afan puso Estado Unidos en “sembrar” dictaduras en America Latina?
      Todo eso so tremendas mentiras de comunista enajenado.
      Le aclaro que solo un pro castrista puede llamarle “lider” a fidel castro (con minuscula) y “bloqueo” al embargo.
      El unico responsable de todas las penurias del pueblo cubano es la dictadura de casi 55 años, implamtada por los castro.
      Dario Figueredo, usted es el mayor hipocrita que ha escrito un comentario en este blog.

    • Sandra Cordero 18 December 2013 at 12:38 am Permalink

      Parece que usted todavia no se ha dado cuenta de lo sanguinario que es Raul Castro y cuanta gente ha fusilado el regimen de Cuba. No siga defendiendo lo indefendible.

  4. Juan Pueblo 15 December 2013 at 11:13 pm Permalink

    Para muchos el embargo económico a Cuba no es correcto, pero es el MAL MENOR, porque la presión económica históricamente aunque castiga a los pueblos limita la fuerza y los crímenes de los tiranos, que son el MAL MAYOR.

  5. el inagotable 16 December 2013 at 11:16 am Permalink

    Copio:

    ..Los ampara la certeza de la superioridad “científica”. No puede haber otras voces, porque ellos, a través del Partido, son la vanguardia del proletariado, esa clase sobre la que se articula, no se sabe por qué, el devenir de la historia.


    El asunto lo explica claramente el Materialismo Dialectico, la inexorable secuencia del devenir historico, Ja Ja:

    “Comunidad primitiva, esclavismo, feudalismo y comunismo”

  6. el inagotable 16 December 2013 at 11:20 am Permalink

    Dice Francisco el Mayaricero

    Si se pudiese sincronizar los videos de los atropellos sufrido por los 150 disidentes pacificos cubanos, simultaneamente con el caluroso y afectivo apreton de manos entre Obama y Raul…


    A pesar de que admiro a Obama por razones que no vienen al caso, reconozco que no es un corderito. Si mantiene una prision secreta en Guantanamo donde se han denunciado errores y horrores y dispara sus drones con elevado indice de “daño colateral”, darse la mano con Raul para no pasarle groseramente por el lado y ser consderado arrogante por sus criticos, lo podemos catalogar de mera Peccata minuta.

  7. el inagotable 16 December 2013 at 11:36 am Permalink

    Comenta Dario Figueredo:

    En donde hay similitudes es entre el afán que puso EEUU para mantener el Apartheid, el afán que puso para mantener la dictadura sangrienta de Batista, el afán que puso para sembrar dictaduras en América…
    Esta es la hipocresía…
    —-

    En efecto.

    Abundan los ejemplos de hipocresía politica. En todas partes se cocinan habas. La misiva de Fidel Castro a Nikita Jrusckhev durante la Crisis de los Misiles pidiendole que lanzara el primer golpe atomico con sus “golpes” de pecho pacifistas.

    Su ulterior rabieta una vez resuelta la crisis por la via diplomatica; rabieta que nos llevo a distanciarnos de la URSS. Su ulterior reconciliacion apoyando la entrada de tanques a Checoeslovaquia. El apoyo de Castro a la invasion sovietiva en Afganistan.

    ?Sigo? ¿Le menciono otros ejemplos?

    ?Que opinion le merece celebrarle un juicio a un general, condenarlo a la pena maxima por el delto de narcotrafico y luego decir, como dijo Raul: “algun dia se sabra lo que paso con Ochoa”

  8. el inagotable 16 December 2013 at 3:38 pm Permalink

    Escribe Carlos A Montaner:

    ..Estados Unidos… es uno de los pocos países del planeta que presiona en el terreno económico con el objeto de cambiar un régimen totalitario e injusto por otro democrático, plural e incluyente.

    Eso es lo coherente. Contribuir a que ese pueblo se libere,


    No tan coherente cuando no ha funcionado, cuando el propio Obama reconoce que la politica de USA hacia Cuba es obsoleta. No tan coherente cuando no se le aplica la misma politica a otras naciones que violan los derechos humanos.

  9. Sergio Hernandez 16 December 2013 at 3:59 pm Permalink

    Muy acertada la comparación de Montaner, aunque creo hay una diferencia: la segregación en Sudáfrica era un poco hipócrita porque teóricamente hablaba de “desarrollo separado”; mientras el totalitarismo cubano es totalmente sincero: platean que a los “enemigos de clase” se eliminan. Tiempo atrás trataban de justificar el control total de los ciudadanos sobre la base de la teología marxista, ya hoy ni siquiera se gastan ese trabajo. El régimen del apartheid finalmente cedió, los Castros no cederán. El régimen, además de tener uno de los sistemas represivos más eficientes jamás desarrollado, destruyó todos los valores humanos y llevó a los individuos al primer nivel animal, es decir, a la lucha diaria por la subsistencia.

  10. Jorge L. de la Paz 16 December 2013 at 6:19 pm Permalink

    Por qué esa insistencia enfermiza en dañar la imagen de Carlos Alberto Montaner?
    Carlos Alberto es querido y respetado por ser un intelectual integro, carismático, con conocimientos enciclopédicos en literatura, arte, historia, filosofía y, sobre todo, el látigo que fustiga a la dictadura cubana. Sus verdades son irrebatibles, sus análisis simples y profundos. Sus debates con los personeros del régimen son leyendas. En especial, se recuerdan los sostenidos con Silvio Rodríguez y Edmundo Garcia. Ambos son cátedras de decencia, profundidad en el análisis y el manejo de la verdad para apabullar a estos “personajes”.
    La principal acusación es que es un agente de la CIA, nunca rebatir sus evidencias porque son contundentes y bien argumentadas. ¿Qué queda? La mentira, la injuria, el tratar de liquidar moralmente al mensajero. Siempre ha negado pertenecer o haber pertenecido a la CIA y exhortado a mostrar pruebas de lo contrario. Pero aun en el caso que lo fuera, no sería motivo de bochorno o desmerito. Lo seria si fuera de la antigua KGB, el brazo del terror comunista y causante tanto dolor y pena en el mundo. Ojala tuviésemos al servicio de la causa cubana más “agentes” de la CIA con la hechura de este gigante de las ideas.

  11. el inagotable 17 December 2013 at 2:57 am Permalink

    Vi un par del videos de la chica Yadira Escobar.
    Ja Ja. Debo admitir que la muchachita esta muy buena, Ja Ja, pero por la manera como habla, tambien esta como
    nuestro amigo Aurelio que quiere postularse el mismo para presidente, como una cabra.
    Yadira vive en Miami, pasea por la isla cimbreando sus caderas y miren con lo que se aparece. Ja Ja. !Y hay que ver el aire de autoridad con que habla! Se cree una eminencia
    Copio:
    El futuro de Camagüey, es brillante al igual que el de toda Cuba, y depende de todos los cubanos el que ese futuro este más lejano o cercano a nuestro presente, y aunque suene idealista, puedo afirmar que seremos la envidia de todos nuestros vecinos.
    Si logramos dejar la costumbre anárquica de sabotear el sentido comunitario con las quejas sin fin, si dejamos el egoísmo , y si asumimos nuestra realidad con coraje y responsabilidad, pronto seremos una nación feliz.

  12. pepe 18 December 2013 at 7:06 am Permalink

    No comprendo aquellos que están en contra de ellos mismo, que se acusan ellos mismos con discursos que se pintan su propia imagen

  13. el inagotable 18 December 2013 at 10:44 am Permalink

    Comento en la Chiringa:

    A toda esa gente lisiada, enferma, sifilitica, infestados con VIH, abandonados por la suerte, la ciencia o el amor- como dice Yoani- que se arrastran por el suelo con piedras amarradas a los tobillos para curarse , recibir un milagro , o para conseguir visa para emigrar a la Florida !Dios nos libre de esa plaga! …. para luego de la mortificacion terminar mas tullidos y enfermos que antes de la peregrinacion , la solucion final consiste en, cuando esten todos juntos, me les dan un toque de Dimetilamino-cianofosfato de etilo, armamento barato y fácil de producir o usan el Sarin como en Siria, Les paso la formula química: CH3-P(=O)(-F)(-OCH(CH33)2)
    Y sanseacabo la incultura, la barbarie.
    Civilizacion vence a barbarie.
    Ya veran como para el anno que viene, se olvidan de eso y nadie le pide nada a San Lazaro.

    Ja Ja ja, NO, NO me hagan caso, Es que me frustra que no logren fabricar el hombre nuevo que pedia el Che . Ademas, me estoy leyendo un magnifico material sobre las razones del Holocausto judio.

  14. jaime Rosito 18 December 2013 at 2:40 pm Permalink

    Definitivamente no aprendemos, o lo que es peor, no queremos aprender. El dia que aceptemos, que aprendamos, que comprendamos que el Regimen Cubano no va a cambiar, ese dia comenzara la union de la Diaspora y a posteriori, con la Disidencia Interna. Tan simple como esto, “NI QUIEREN, NI PUEDEN CAMBIAR”. No quieren cambios; porque son dueños de una enorme “finca” que manejan a su antojo con todas las prerrogativas que otorga ser el “Señor Feudal”. No pueden cambiar porque saben lo que les espera, recuerden los Regimenes Chilenos, Argentinos, Brasileños, etc. etc. y esto solo contando con impugnaciones puramente Judiciales y en un marco Legal, quien sabe si se desate una “Noche de los Cuchillos Largos”,que haria mas corta el proceso judicial y quitaria trabajo a los ciudadanos de Toga y Birrete que tenga en sus manos a nuestros queridos Dirigentes Partidistas. Creo, que prevalecera la segunda opcion, hay mucho odio acumulado y muchas lagrimas y sangre derramadas para que se repita el fenomeno Sudafricano. Borron y cuenta nueva, no va con esa explosiva mezcla de razas que conforman la Nacionalidad Cubana.
    Honestamente, quisiera estar equivocado…….

    Jaime.


Leave a Reply