27 July 2014 ~ 9 Comentarios

Para salvar a los palestinos hay que erradicar a Hamás

por Carlos Alberto Montaner

Hamas

(Miami Herald) El ejército israelí no debería abandonar Gaza sin antes descabezar a la cúpula de Hamás y a sus cuadros intermedios (en el sentido figurado del término, claro), hasta el punto en que la organización terrorista no pueda revitalizarse.  

Destruir los misiles y los túneles es una labor conveniente, pero provisional. Antes de un año los misiles habrán sido reemplazados por otros más letales y precisos, existirán nuevos túneles y la violencia resurgirá, probablemente más virulenta.

El problema es Hamás. Es el problema de los israelíes y de los gazatíes. Sus fanáticos suicidas, a lo largo de los años, han cometido 72 atentados y han matado 1410 judíos, incluidos 96 niños. Pero también han asesinado o ejecutado a centenares de palestinos vinculados a Al Fatah, la organización que gobierna la Autoridad Palestina en Cisjordania.

Al Fatah también tiene las manos manchadas de sangre, pero es Hamás la que ha segregado una extraña filosofía de la muerte. En el artículo 8 de su carta fundacional, divulgada el 18 de agosto de 1988, lo dice claramente: “Alá es su meta, el apóstol, su modelo, el Corán su constitución, la yihad su camino, y la muerte sobre el camino de Dios, la más eminente de sus expectativas”.

Matar y morir son motivos de goce en esta extraña cofradía del horror.Enviaron miles de cohetes contra Israel para provocar la reacción del Estado Judío. Querían que el poderoso ejército vecino les causara bajas. Por eso utilizaban escudos humanos, escondían los misiles y las armas en las escuelas y hospitales y amenazaban a los civiles cuando huían de la zona de combate.

Israel hace bien en defender a su pueblo –incluido ese 18% de árabes-israelíes–, pero, aunque no sea ése el propósito, la lucha contra Hamás beneficiará mucho más a los palestinos, rehenes de esta delirante banda de fanáticos religiosos. ¿Qué puede desearle, realmente, cualquier gazatí sensato, a una organización que les trae tanto dolor a sus hogares?

No es la primera vez que liquidar a un enemigo con esas características acaba por favorecer a la sociedad de la que éste proviene.

Un ejemplo extraordinario es Japón. En mayo de 1945 los alemanes se habían rendido, pero los japoneses seguían tercamente en pie de lucha. En Washington ya gobernaba Harry  S. Truman y le pidieron al profesor William Shockley una prospección matemática sobre el costo en vidas humanas de una hipotética invasión a Japón, semejante a la que desalojó del poder al nazismo.

Shockley, quien ganara el Premio Nobel en 1956 por la invención del transistor, regresó con una predicción sombría: los norteamericanos, a juzgar por la historia, tendrían que matar entre 5 y 10 millones de japoneses, mientras los estadounidenses sufrirían de 1.4 a 4 millones de bajas, de las cuales morirían 800 000 soldados.

Truman se tomó en serio los cálculos de Shockley. En julio de 1945 Estados Unidos probó muy satisfactoriamente la primera bomba atómica. Washington se apresuró a advertirles a los japoneses que debían rendirse o serían víctimas de un arma terrible. No le hicieron caso. El 6 de agosto los norteamericanos lanzaron el primer artefacto sobre Hiroshima. Murieron, súbitamente, unas 150 000 personas y la ciudad fue pulverizada. El 9 de agosto le tocó a Nagasaki. Fueron carbonizados unos 80 000 japoneses. El día 15 Japón se rindió.

Fue algo terrible, pero la barbarie atómica, de la que el mundo quedó justamente espantado, al costo de 230 000, muertos les ahorró a los japoneses 10 millones de cadáveres, mientras los norteamericanos salvaron 800 000 vidas. Unos años más tarde, con sus virtudes sociales y la ayuda estadounidense, los japoneses estaban a la cabeza del mundo y las ciudades destrozadas habían renacido espléndidamente de las cenizas.

Espero que nadie piense que defiendo el uso de bombas atómicas para acabar con Hamas. Deploro las guerras y creo que las armas nucleares deberían prohibirse, pero sostengo que es muy importante salvar vidas árabes e israelíes.

No tengo idea de cuántos árabes o israelíes conservarán la vida si Hamás deja de existir, pero supongo que serán muchas decenas de millares. Por otra parte, será mucho más fácil crear un Estado palestino junto a Israel. Parece que Al Fatah está dispuesto a intentarlo, pero Hamás se le interpone. Si quieren la paz en el Medio Oriente, no queda más remedio que liquidar a Hamás. Ése es el camino de la esperanza.

9 Responses to “Para salvar a los palestinos hay que erradicar a Hamás”

  1. David 27 July 2014 at 1:52 pm Permalink

    Y para erradicar a Hamás, Israel debe dejar de invadir territorios palestinos.

  2. Maximiliano 27 July 2014 at 3:01 pm Permalink

    Habria que eliminar Hamas, pero me temo que Hamas sea una parte de la ecuaccion. Hay un problema geopolitico ademas de religioso.
    Hay una guerra de influencias politicas no solo entre Iran y los paises del Golfo sino entre Arabia Saudita y Qatar por el liderazgo politico-economico del Golfo.
    En Siria, Arabia Saudita apoya al grupo rebelde mas moderado y Qatar apoya a los mas sanguinarios qaedistas. No es un secreto que Al Qaeda tenga su oficina diplomatica (?) en Doha.
    Los palestinos son solo una pieza del rompecabezas. El Libano, con su diversidad religiosa es tirado por varios bandos y por eso ha ido desgarrarndose, a pesar de que hace algunas decadas era considerada la Suiza medioriental.
    Cuando escucho de la supuesta solidaridad pan-arabe o de la union de los islamicos casi me da risa. No hay nada mas dividido que el mundo islamico y el conflicto Israel-Palestina es usado a menudo para catalizar y mascarar otros conflictos interinos del mundo arabe.
    Acabar con Hamas pudiera no ser suficiente.Pero hay que intentarlo.
    Mantener el estatus quo no resuelve nada, mas bien nos hunde cada dia mas en las arenas movedizas de nuestros conflictos. Hay que ir a la raiz de los problemas, sea lo que fuere, sin miedo. Solo con una actitud resuelta la humanidad podra’ aspirar a tener un futuro mejor.

  3. Ibis García Alonso 27 July 2014 at 4:11 pm Permalink

    No entiendo cómo puede existir gente supuestamente inteligente que aún no termina de darse cuenta de la gran farsa que se esconde tras la afirmación de que esta guerra es entre Palestina e Israel.

    Esta guerra es entre Hamas e Israel. Punto. Mientras se continúe distorsionando, escondiendo y negando la verdadera naturaleza de semejante barbarie, ninguno de los tantos conflictos causados por los fundamentalistas islámicos se podrá resolver.

    Muy acorde con este artículo de Montaner, he aquí una explicación muy acertada y concisa sobre el actual conflicto desatado únicamente por la locura de Hamas:

    http://www.youtube.com/watch?v=AU81r-GuP4w&feature=youtu.be

    • Maximiliano 28 July 2014 at 4:45 pm Permalink

      Me parece que no conoces la compleja geopolitica del area.
      El conflicto es parte del grande conflicto chiitas-sunitas que abarca a todo Oriente Medio.
      El conflicto Israel-Palestina es solo una pieza del rompecabezas.
      Hamas-Israel ?
      Y que tal la Jihad Islamica ?
      Y las brigadas Al Qassam ?
      Y los Hizbullah en el norte ? En cualquier momento ellos empiezan a tirar cohetes tambien y detras de ellos esta Assad y los ayatollah.
      Que va , Israel-Hamas es solo una pequena parte del conflicto, solo la punta del iceberg. Lo que esta abajo es mucho mas grande.
      Sin embargo hay que ir por prioridades y Hamas es el problema mas inmediato para resolver. Pero es solo uno de los tentaculos.

      • Ibis García Alonso 29 July 2014 at 2:46 pm Permalink

        Maximiliano, me refería justamente al problema inmediato: Hamas. Sé que el problema es mucho más profundo y complejo, de ahí que en uno de mis señalamientos anteriores hiciera alusión a “los tantos conflictos causados por los fundamentalistas islámicos…”
        Saludos.

  4. Estanislao Davalos 28 July 2014 at 7:52 am Permalink

    Estimado amigo. Eso es un razonamiento muy llano, pero pragmático y preciso. No me cabe la menor duda de que aunque eso no es lo que la mayoría desea escuchar, es la solución más viable en estos momentos. Sin embargo, creo haz olvidado el detalle de que esta guerra no es Palestino-Israelí, sino Árabe-Israelí y en ese sentido me surgen cuatro preguntas.

    a) ¿ Y Hizbollah, se quedará de brazos cruzados?
    b) Tenemos a cinco países del área apoyando a HAMAS. ¿No has pensado que HAMAS se puede retirar a estos territorios y castigar desde otros estados a Palestina e Israel?

    Mi duda viene por tu propio ejemplo. Si no se arranca mal de raíz, vuelve a crecer y esto tiende a suceder de una manera más retorcida.

  5. Juan Pueblo 28 July 2014 at 11:34 am Permalink

    Las confrontaciones étnico – religiosas podrán tener solución a futuro, si los niños pequeños de ambas partes son criados en ambientes tolerantes, no existen soluciones militares a largo plazo.

    • Maximiliano 28 July 2014 at 4:46 pm Permalink

      Exacto. Por eso una accion militar seria solo el primer paso.

  6. adrian florez 28 July 2014 at 4:22 pm Permalink

    Muy interesante y acertado articulo. El problema es que la mayor parte de los medios de comunicación occidentales nos terjiversan la verdad y nos muestran siempre a ISRAEL como el malo de la película. Imaginense ustedes que ISRAEL no tu tuviera el escudo antimisiles. Podriamos decir sin temor a equivocarnos que llevaría 20. ooo muertos, solamente suponiendo que cada cohete matara una media de 10 personas. Yo pienso que el enemigo es el islam radical, encarnado en los hermanos musulmanes, irán, arabia saudi, qatar, la gerrilla libanesa de hezbollah, y muchos otros. Acabar con jamás de raíz sería un buen comienzo.


Leave a Reply