23 November 2017 ~ 3 Comentarios

Proyecto “Educar Miami”

Por Maria Victoria Olavarrieta
Profesora de Español  y Ética

Queridos padres:

Sus hijos le han dado una acogida a este proyecto que me tiene ilusionada y sé que ustedes también se van a contagiar con este entusiasmo.

“Educar Miami” es un proyecto que haremos desde Kinder hasta 8vo. grado. Vamos a empezar:

_Saludando a conocidos y desconocidos en el barrio, el mercado, los restaurantes, las tiendas…

_ Colocar la silla en su lugar cuando se levanten de la mesa ( en clase, en casa, lugares públicos)

_ Abrir las puertas en los lugares públicos para dejar pasar.

_ Hacer llamadas telefónicas a abuelos, tíos y adultos queridos por ellos para contarles del proyecto y expresarles su cariño…

La carta de una abuela “ El día que me volví invisible” de la escritora Silvia Castillejos Peral que les envié con sus hijos para que ustedes también la lean,  es nuestra primera actividad para educar a nuestros hijos en el respeto, admiración y amor a los ancianos.

Miami es la ciudad de los “homes” ( hogares de ancianos). Lo que los abuelos aportan a los nietos nadie lo puede hacer por ellos. Los padres tienen los derechos absolutos sobre los hijos, pero por la ley del amor los abuelos tienen el derecho de poderlos disfrutar, educar y  tenerlos un poco también. Los niños también tiene derecho, por supuesto, a disfrutar de sus abuelos.

Ayer, una niña de 3er. grado que se tomó muy en serio mi sugerencia de que cuando la comida en un restaurant esté deliciosa, le envíen una notita de agradecimiento al chef,  lo hizo y el chef le ha mandado un helado montado en un cono, decorado con no sé cuantas cosas…. ella llegó a la escuela arrobada por la experiencia.

Vivo en Miami hace 17 años, después de vivir casi 7 años en España, en los primeros tiempos en Miami  me quedaba estupefacta  cuando saludaba en ascensores, salas de espera del médico, etc. y casi nadie o nadie correspondía a mi saludo.

En esta ciudad me reencontré con el clima de verano que tanto disfruto, con playas de aguas tibias, con mi cultura, mi idioma…_ si no puedo vivir en Cuba, entonces en lo más parecido, Miami – le decía a mi familia.

La mayoría de nosotros somos inmigrantes que hemos tenido que dejar familia, hogares, patria… y aquí estamos floreciendo y están creciendo nuestros hijos y nietos. Vamos a corresponderle a este país, pero sobre todo a Miami con lo mejor de nosotros: Nuestra educación, nuestros valores familiares y cívicos, nuestra calidez…

Cuándo le pregunté a mis alumnos si me querían ayudar a educar Miami, me respondieron con un entusiasmo que me dije: _ Vamos a hacer el proyecto.

A los mayores les conté que me siento en deuda con el país que me dio la posibilidad de  vivir en libertad ( yo nací y crecí en dictadura). Quiero hacer algo por esta ciudad y les pido a ustedes que me ayuden recordándole a los niños que el fin de semana es ideal para practicar las tareas que dentro del proyecto le corresponden a cada nivel.

Si nadie saluda en Miami, saludemos nosotros, si no hay hombres caballerosos, que nuestros niños sean los caballeritos que nos recuerden lo grato que es ser tratado con cortesía; si las jovencitas de hoy no tienen educación, que las niñas de Shelton sean un ejemplo de saber estar, buenas maneras, respeto.

_ “Una mujer sin educación, es una flor sin perfume”_ nunca se cansó de repetirme mi tía Gladys. Qué el perfume de nuestras niñas se expanda por la ciudad.

Es una obra muy grande la de educar Miami, por eso se la hemos confiado a los niños porque …”PARA LOS NIÑOS TRABAJAMOS, PORQUE LOS NIÑOS SON LOS QUE SABEN QUERER, PORQUE LOS NIÑOS SON LA ESPERANZA DEL MUNDO”.   José Matí.

Necesitamos que les recuerden a los niños en casa los hábitos que vamos a trabajar, dicen los expertos que se necesitan 21 días de practica consecutiva para que podamos incorporar un hábito.

Contamos con su ayuda.

3 Responses to “Proyecto “Educar Miami””

  1. Viadogui 24 November 2017 at 3:29 pm Permalink

    Magnífico este programa. Muy bueno que se reaviven los buenos hábitos y costumbres.

  2. DR ANTONIO LOZA 25 November 2017 at 7:24 pm Permalink

    Distinguida Sra Marìa Victoria Olavarrieta,

    Me ha sorprendido agradablemente su proyecto de Educar Miami, tal vez se deberìa ampliar a Educar en PR.

    Los que hemos viajado a otras latitudes nos sorprende el contraste al regresar con la juventud de nuestros paìses con otros.
    En Cuba hace muchos años mis mayores me contaron que habìa un Manual de Educaciòn y Buenas Maneras que publicaba un señor de apellido Carreño, y a
    esas generaciones se les enseñaba con es manual.
    Muchos confunden la instrucciòn con la educaciòn. Mucha suerte Dr A Loza

  3. J.David Perez 27 November 2017 at 8:05 am Permalink

    Empecemos de nuevo.


Leave a Reply