10 April 2021 ~ 10 Comentarios

“Se acabó”. ¿Cómo se acaban los regímenes colectivistas?

Por Carlos Alberto Montaner

“Patria y Vida” es una canción protesta surgida en Cuba. El estribillo asegura que “se acabó” el régimen, pero no dice cómo. Es un homenaje al popular Movimiento San Isidro de artistas y músicos surgido en un barrio pobre de La Habana.  Tiene varios millones de reproducciones en YouTube. Se escuchó por primera vez a mediados de febrero de este año 2021. Se ha convertido, súbitamente, en el himno de la juventud cubana. La escribieron, cantaron, y grabaron, muy emocionados, Yotuel, Gente de Zona y Descemer Bueno.

“Patria y vida se opone a la incómoda propuesta de “Patria o muerte”. Los cubanos están cansados de que los convoquen inútilmente al sacrificio. Llevan 62 años de revolución. Cada día que pasa la meta de la felicidad está más lejos. Los cubanos de esta última generación no quieren optar. Están fatigados. Hay un cambio de sensibilidad. No quieren oír hablar de colectivismo ni del Estado como solución de los problemas comunes. Durante 62 años ha crecido la maquinaria burocrática, incluida la policía política, y con ella los abusos. En la década de los años cincuenta del siglo XX se convocaba al heroísmo mediante los poetas y recitadores. El poeta Israel Rodríguez, amigo de José Antonio Echeverría, le pedía a Dios un favor muy especial (“Señor, dame tu ‘santo y seña’ para entrar en combate”). Si viviera en nuestros días hablaría de amor, de la no-violencia y del respeto a ser diferente porque los jóvenes colocan la tolerancia al frente de sus valores. Esas son ahora las señas de identidad del verdadero demócrata. Israel lo era, sólo que la época era diferente.

Es asombroso que la dirigencia de lo que allí, pomposamente, llaman el “proceso revolucionario”, no se dé cuenta del cambio de mentalidad. Los jóvenes, cuando otean el ambiente, no sienten el olor a pólvora con que derrotaron a Batista ni al imperialismo yanqui, sino a la naftalina de las viejas ideas. Miguel Díaz-Canel, el Presidente de Cuba, elegido por Raúl Castro y luego obedientemente refrendado por la Asamblea Nacional del Poder Popular, es más joven que la revolución. Tiene 60 añitos. Manuel Marrero, el Primer Ministro, apenas posee 57. Es el “chiquillo” de hacer los mandados. La generación que hizo la revolución, encabezada por Raúl Castro, tiene casi noventa.

Todos saben que pueden controlar el poder, pero a base de violar las leyes y reprimir al pueblo de manera creciente. Hasta el día en que los militares se cansen de sufrir la incompetencia del sistema, desalojen la cúpula y le devuelvan la soberanía al conjunto de la sociedad. Algo parecido a lo que sucedió en Perú durante la dictadura de izquierda del general Juan Velasco Alvarado (1968-1975), quien fuera sustituido por el también general Francisco Morales Bermúdez. No porque los nuevos golpistas hayan descubierto los valores de la democracia, sino porque si algo se conoce de una manera fehaciente es el hecho de que a mayor libertad para producir se corresponde un más alto grado de prosperidad, aunque también sea inevitable la acentuación de la inequidad social. Dicho de otro modo: todos tendrán más recursos, pero aumentarán las diferencias relativas entre los propietarios de los bienes de producción y los que carecen de ellos.

Morales Bermúdez pensó en quedarse en el poder. Los papeles tras su golpe (el “tacnaso”, dado que los militares se sublevaron en Tacna) hablan de una “profundización del proceso revolucionario”. El embajador cubano en Perú, Antonio Núñez Jiménez, “Ñico Cuevita” para los irreverentes cubanos, apoyó el golpe. Pensaba que era por y para la izquierda. Pero Morales Bermúdez se aconsejó y pasó a la historia por haber hecho una revolución genuinamente liberadora. Tal vez la primera transición a la democracia y la economía de mercado del mundo moderno. En 1978, presionado por los desórdenes callejeros, convocó a una Constituyente para desmontar el velasquismo. Por mandato de los electores la presidió Víctor Raúl Haya de la Torre, el fundador y creador del APRA, quien moriría de muerte natural al año siguiente.

No es posible mantenerse en el poder indefinidamente a la espera de que cambie la suerte. Siempre hoy será mejor que mañana. ¿Se atreverá a plantearlo alguien en el Octavo Congreso del Partido Comunista que se celebrará en La Habana en estos días? No lo creo. Están dispuestos a matar por defender unas formas de vida en la que ellos mismos ni siquiera creen. No son descerebrados. Son desalmados. Hasta que surja el Morales Bermúdez cubano. Tengo varios candidatos, pero me reservo los nombres.

10 Responses to ““Se acabó”. ¿Cómo se acaban los regímenes colectivistas?”

  1. Nomar Castellanos Romero 10 April 2021 at 2:45 pm Permalink

    Saludos y bendiciones, desde muy temprana edad, me era inquietante de de una manera muy positivo todo lo referente a los escritos, publicaciones, reflexiones y todo lo concerniente a este CUBANO AMANTE DE LA LIBERTAD de todos los CUBANOS, es mas que necesario para nuestro pueblo tener un apoyó de alguien que a pesar de ser CUBANO y haber encontrado la LIBERTAD aunque sea en otra nación, jamás a abandonado a su tierra natal, VIVA CUBA LIBRE

  2. Rodolfo Alfonso 10 April 2021 at 4:30 pm Permalink

    My interesante y leo únete. On lusion

  3. Vicente 10 April 2021 at 7:20 pm Permalink

    Sabio el Maestro, y no me preocupan los nombres, pero la via hacia el cambio propuesta, tiene muchas visas de ser la más probable.

  4. Apurimak 11 April 2021 at 2:01 am Permalink

    Carlos Alberto, con motivo de que ya están cerca las elecciones en Perú comparta esto en su Twitter. Usted es un defensor de la libertad, ayúdenos a que éste siniestro personaje llegue a la presidencia de Perú (https://peru21.pe/politica/carlos-basombrio-pedro-castillo-estaba-vinculado-a-sendero-luminoso-elecciones-2021-peru-libre-vladimir-cerron-elecciones-peru-noticia/).

  5. Apurimak 11 April 2021 at 2:03 am Permalink

    Error mío, quise decir “Ayúdenos a que este siniestro candidato NO llegue a la presidencia de Perú.”

  6. Bernardo 11 April 2021 at 2:04 am Permalink

    En el caso de Cuba, el régimen narcocastrista se acabará solo con violencia. Y lo más probable es que será violencia terrible y espantosa. La micro-oligarquía de 8 narcogenerales que controla el 100% del poder y el 99% de la riqueza en Cuba no dudará ni por un segundo sacar los tanques a las calles y matar a quien tenga que matar el momento que se produzca el estallido social, que cada día está más cerca. En la masacre morirán por supuesto solo cubanos de a pie. Habrán discursos condenatorios de la comunidad internacional pero como siempre, solo Estados Unidos estará en capacidad de detener la masacre. Biden, o quien sea que está en realidad en control en la Casa Blanca, no tendrá otra opción que intervenir militarmente para detener la masacre.
    Los artistas del movimiento San Isidro son valientes y hay que aplaudirlos. Son un poco ingenuos porque no se percatan de que Diaz Canel es un monigote estúpido e insoportable que no es otra cosa que un miserable recadero lameculos de los narcogenerales. No sirve de nada reclamarle nada a ese rastrero imbécil.
    Sobre la posibilidad de que aparezca un general o coronel que intente una sublevación, es muy poco probable. Todos los oficiales del ejército están vigilados al máximo. Hay 2 o 3 espías por cada oficial. No hay ejército más penetrado por espías que el cubano. Por esa y otras razones, es el ejército más desmoralizado del mundo.

  7. Apurimak 11 April 2021 at 2:05 am Permalink

    Todo lo que costó recuperar la democracia en el año 2000 para que ahora la volvamos a perder con Pedro Castillo.

  8. Gustavo Hobaica Ramia 11 April 2021 at 7:39 pm Permalink

    Dr. Montaner

    Mis saludos y respetos . Asistí a una charla que usted dio en Miami . Lo admiro de antes.

    Estuve en una exposición en Madrid en 2018 sobre Auschwitz. El artículo que escribí, expresa lo que transmite y se refleja en los regímenes actuales de Cuba , Venezuela. Lideran este nuevo modelo de negocio muy lucrativo, en mi opinión llego para quedarse . Aún creyendo que nada es para siempre ni cómo antes .

    Un gran saludo

    Advertencia universal de los peligros derivados del odio, la intolerancia que nos confrontan asimismo, con los límites de la barbarie humana.
    Exposición en Madrid – España
    No todos los visitantes a esta exposición ignoran lo que sucede en varios rincones del mundo, tampoco ignoran la ineficacia y complicidad de los organismos internacionales, muchos de ellos creados después de esta catástrofe.

    La política mundial se ha globalizado para extender al máximo la corrupción, no importando sus consecuencias .

    Pensar que en el siglo XXI existan campos de concentración parece imposible, pero esta técnica se a sofisticado. Mantener un pueblo sometido al terror cotidiano, a la hambruna, la muerte por la imposibilidad de acceder a la salud, servicios básicos a no poder desarrollarse, lo que obliga al éxodo, la tortura y la ejecución, el fusilamiento sin paredón. Esto está sucediendo a la vista del mundo, sin que la brisa se altere.

    El hecho, aunado a la complicidad ya no por afinidad en la ideóloga sino por sueldo, es algo sin calificativo, el que lo acepta esta consiente de la barbarie en desarrollo y sus consecuencias, a diferencia del perturbado que lo practica.

    Que en pleno siglo XXI tengamos personajes de este estilo es inaudito, estando en la era de la información al instante, con el detalle de lo que sucede, lo que no era posible en los tiempos de Auschwitz.

    Gustavo Hobaica

  9. Hector Perez 12 April 2021 at 9:20 am Permalink

    Ojala,CM,ojala.
    Pero yo no creo en ninguno de ellos. Todos tienen la manos embarradas,si no
    De sangre,al me
    Nos de lasexcre
    Cencias del regimen.Y el pueblo ,aunque molidos a palos,no esta maduro para el cambio. Tuvo Ferrer mas apoyo exterior que interior. Yo percibo hoy,una sociedad cubana racista y elitista que detesta a estos “negros chusmas” como dicen mis amigas las encopetadas del Vedado.
    Quiza las medidas de Obama hubieran podido abrir una grieta,pero a muy largo tiempo.

  10. Juan Pueblo 12 April 2021 at 7:33 pm Permalink

    El Ecuador dio el paso hacia la dignidad, confiemos en que su vecino Perú, siga por ese camino y los Cubanos no debemos perder la esperanza que los nuevos gobernantes, que no tienen sangre en sus manos, no sigan el camino del genocidio de Venezuela porque después no hay marcha atrás.


Leave a Reply