19 November 2017 ~ 16 Comentarios

Un año sin Fidel

Por Carlos Alberto Montaner

Hace un año que se anunció la muerte de Fidel. Parece un siglo. Durante más de una década, desde el 26 de julio del 2006 hasta el 25 de noviembre de 2016, vivió con un pie en la tumba. Esa agonía en cámara lenta le fue muy útil a su hermano Raúl. Le sirvió para atornillarse en la poltrona presidencial y para que los cubanos se adaptaran a su control, mientras él se afianzaba en el poder y situaba a gente de su confianza.

Raúl es el presidente porque así lo decidió Fidel. Le parecía una persona mediocre, sin lecturas y sin carisma, pero absolutamente leal, una virtud que los paranoicos valoran por encima de todas las demás, así que le fabricó la biografía para convertirlo en su escudero. Lo arrastró a la revolución. Lo hizo Comandante. Lo hizo Ministro de Defensa. Lo hizo vicepresidente y, por último, le dejó el poder en herencia iniciando la dinastía de los Castro.

Desde entonces Raúl gobierna con su entorno familiar. Con su hija Mariela, una inquieta y lenguaraz sexóloga. Con su hijo, el coronel Alejandro Castro Espín, formado en las escuelas de inteligencia del KGB. Con su nieto y guardaespaldas, Raúl Guillermo Rodríguez Castro (hijo de Déborah). Con su yerno o ex yerno (no se sabe si sigue casado con Déborah o se divorció), el general Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, Jefe de GAESA, el principal holding de los militares cubanos.

Ésa es la gente que gobierna junto a Raúl, pero tienen tres problemas gravísimos. Él más importante es que en Cuba quedan muy pocos creyentes en el sistema. Sesenta años de desastre son demasiados para mantener la fe en ese disparate. El propio Raúl perdió la confianza en el sistema en los años ochenta del siglo pasado cuando despachó a muchos oficiales a centros europeos a aprender técnicas de gerencia y mercadeo.

¿Para que los militares cubanos debían dominar esas disciplinas? Para implementar el “Capitalismo Militar de Estado”, único y devastador aporte intelectual cubano al poscomunismo. El Estado se reserva las 2500 empresas medianas y grandes del aparato productivo (hoteles, bancos, fábricas de ron, cerveza, cementeras, siderúrgicas, puertos y aeropuertos etc.) dirigidas por militares o exmilitares de alto rango. Cuando no pueden explotarlos directamente por falta de capital o de conocimientos, se asocian a un empresario extranjero al que le ofrecen buenos beneficios y al que vigilan, eso sí, como al peor de los enemigos.

Simultáneamente, a los cubanitos de a pie se les prohíbe crear grandes empresas. Deben limitarse a pequeños lugares de servicio (restaurantes), elaborar pizzas, freír croquetas, o freírse ellos mismos como taxistas. Les está vedado acumular riquezas o invertir en nuevos negocios, porque el objetivo no es que los individuos emprendedores desplieguen su talento y reciban los beneficios, sino que absorban la mano de obra que el Estado no puede emplear. En Cuba, al contrario que en China, enriquecerse es delito. O sea, lo peor de los dos mundos: el estatismo controlado por militares y el microcapitalismo atado de pies y manos.

El segundo problema es que el Partido Comunista no significa nada para casi nadie en Cuba. En teoría, los partidos comunistas son segregados por una doctrina, el marxismo, que al perder toda significación convierte al PC en un asunto puramente ritual. Fue lo que sucedió en la URSS. Como nadie creía en el sistema, el PC fue liquidado por decreto y 20 millones de personas se retiraron a sus casas sin derramar una lágrima.

El tercero es que Raúl es un hombre muy viejo, con 86 años de edad, que ha prometido retirarse de la presidencia el próximo 24 de febrero, aunque probablemente permanezca agazapado en el Partido. En todo caso, ¿hasta cuándo vivirá? Fidel duró 90 años, pero basta leer sus escritos de los últimos años para comprender que había perdido muchas facultades. El mayor de los varones, Ramón, murió a los 91, pero llevaba varios años aquejado por demencia senil.

La suma de esos tres factores preludian un final violento para el castrismo, acaso a cargo de algún militar, salvo que el heredero de Raúl Castro (oficialmente Miguel Díaz Canel, primer vicepresidente, pero podría ser otro) opte por una verdadera apertura política y desmonte el sistema organizadamente para evitar que lo derriben y los escombros caigan sobre esa frágil estructura de poder.

Para esos menesteres sirven los procesos electorales, pero ya los raulistas se encargaron de cerrarles el paso al centenar de opositores dispuestos a participar en los próximos comicios, mientras se niegan a admitir la consulta que propone Rosa María Payá, la hija de Oswaldo Payá, un dirigente asesinado por pedir lo mismo que hoy, valientemente, reitera la muchacha. O sea: Raúl le legará a su sucesor una terrible sacudida. La dinastía morirá con él.

16 Responses to “Un año sin Fidel”

  1. MANUEL CARBAJAL BRUZON 20 November 2017 at 2:41 am Permalink

    cumple un anito.
    .
    si algo no se le puede criticar a estos hermanos (fidel y raul) es haber permanecido unidos en la causa por 63 anos (1953-2016), en este sentido son admirables.
    En lo que no lo son es que como clasico romance, “pasaron cosas muy bonitas” en los primeros 10 anos de relacion (1953-1963), aunque hay quien asegura que hubieron crimenes (raul mato a alguien en mexico, entre los dos mataron a camilo Cienfuegos, encerraron por 20 anos a Huber Matos, mataron indiscriminadamente a cientos en 1959, etc). Pero la verdadera debacle vino despues, al buscase de padrinos a unos sovieticos locos (gobierno de la URSS) y seguir al dedillo sus demandas: el pais ha sido por estos ultimos 55 anos una basura, pudiendo ser una maravilla, pues el cubano es inteligente y trabajador, pues han logrado acabar con lo segundo y mellar significativamente lo primero. El sisteme socialista es mediocritizante por naturaleza. Eso lo prueba cuanto lugar en esta tierra lo ha intentado durante los ultimos 100 anos. Pero ahi sigue en pie esa basura. Y ahi seguira. Pues han hecho todo, eso si, para que no pueda ser removido por nadie, por largo tiempo. Asi que despasito, cuba seguira su caminito hacia atras, y ese es el legado verdadero de estos felices matrimonios (raul-fidel, cuba-socialismo) puediendo ser uno de los mejores lugares en el mundo en todos los aspectos, incluso estar en el grupo de los 20 o 30 mas felices, pero los comunistas aseguran que no, que cuba estaba destinada a ser esta m., hiciera lo que hiciera. Son unos imbeciles.

    • MANUEL CARBAJAL BRUZON 20 November 2017 at 2:46 am Permalink

      *”despacito”,
      .
      …y “carapacho pa la jicotea” (pal cangrejo, en realidad)

  2. MANUEL 20 November 2017 at 9:05 am Permalink

    si supieran por un minuto cuanto desastre innecesario causó y causa la familia castro! Por eso este menor vive borracho.

  3. Gina 20 November 2017 at 8:09 pm Permalink

    No soy cubana aunque heredo la pasión por la libertad de un tatarabuelo quien luchó en 5 guerras por la libertad de Cuba. Gral. Pérez y Garoz. Desde Santo Domingo, cuanto agradezco tu manera tan diáfana y fluída de desglosarme la realidad cubana y su eterno amorío con la libertad, tan vivido y tan falido. Me gustaría estudiar tu trabajo sobre este tema de principio a fin. Gracias por tu entrega tan consistente que me ha dado tiempo de hacer consciencia. Muchas gracias.

  4. pedro benitez 21 November 2017 at 5:42 am Permalink

    Muy interesante el articulo; una excelente invitación a los lectores a participar de una perspectiva que tiene mucha lógica. También la estabilidad de la tiranía organizada en un esquema corrupto tiene poderes que se prenden de la mismísima fibra social. La moral del ciudadano continúa comprometida a través de la participación en la corrupción del propio gobierno, y solo logra sacudirse el amarre si el ciudadano se desarrolla económicamente con independencia del gobierno. El cohesivo de los militares depende en gran parte de la estabilidad de sus negocios, y Alejandro Castro tiene el cargo de mucho poder y puede proyectarlo para mantener la unidad de los que tienen todas las armas. El colapso repentino de un sistema que conserva los métodos de coacción sobre la población es posible y un tanto probable. Cuando la corrupción encuentra nido en el nacionalismo el pueblo se aturde en la realidad de una isla en cerco.

  5. Ramiro Millan 21 November 2017 at 9:04 am Permalink

    ¿Existe algún acto que pueda considerarse más grave o más traidor a la patria que someter a la población a la obligación de abandonar el país si quiere aspirar a una vida digna?
    Estoy seguro de que no.
    Fidel Castro es el máximo traidor a la patria de Cuba en toda su historia.

  6. vicente 21 November 2017 at 1:05 pm Permalink

    ningun pais capitalista subdesarrollado da una vida digna a sus pobladores,no demonicen tanto a Fidel ocreen que en Honduras o en Ecuador se vive bien

    • Ramiro Millan 23 November 2017 at 7:47 pm Permalink

      Entiendo su punto Vicente.
      La cultura es un freno al desarrollo poderosisimo.
      Ante ese escollo tan duro, no hay plan político o económico que funcione con la eficiencia necesaria para progresar realmente.
      Sin embargo, con el comunismo ni siquiera la cultura importa para obtener resultados positivos.
      Fracasa inevitablemente, sea en Suecia, en Noruega, en Alemania o en Cuba.
      Es una utopía que va en contra de nuestra naturaleza humana.
      Y contra nuestra naturaleza no hay fuerza alguna capaz de doblegarla.
      El fracaso es absolutamente inevitable.
      Sin embargo, en países no comunistas como los que ud menciona, al menos existe la esperanza de encontrar el camino al desarrollo en algún momento, como claramente lo está logrando Chile por ejemplo.
      Créame, el comunismo está condenado al fracaso hoy y por siglos por venir.
      “El comunismo y su enemigo imbatible”
      razonvsinstinto.blogspot

      • hector l Ordonez. 24 November 2017 at 10:28 pm Permalink

        permitame dirigirme a usted ,con todo mi mayor respeto de la que usted se merece Ramiro Millan, segun usted la cultura es el freno al desarrollo,no entiendo,dejeme decirle que es todo lo opuesto,los llamados paises industrializados son los que mayor numeros tienen de profesionales en distintas ramas ya sea Ciencia o tecnologias,en la mayoria de los paises desarrollados o del primer Mundo existen lo que es el sistema de Beca,quizas en otras partes del mundo se le llame distinto pero funcionan igual con desvios del estado,si observamos paises del tercer Mundo que son muchos como Sierra Leona,Mozambique,Chad,Laos,Cambodia y otros muchos mas donde el analfabetismo supera el 95% e incluso mas,como tambien son los paises del tercer mundo de toda la America,centro y sur america,las posibilidades que existan profesionales en distintas ramas,no es posible,los avances de la tecnologia y la ciencia no existen Millan en esos paises,un Analfaberto jamas podra ser un premio nobel de Literatura,Quimica,y otras Ciencias y eso los lleva a vivir en extremas pobrezas quizas mientras vivan,Es cierto que ser culto en el Comunismo no ofrece muchas ventajas,por que las ventajas se obtienen,segun tu actividad politica,pero aun asi te diferencia de otros y nade puede matar la esperanza del hombre,ya sea el comunismo o el sistema que sea,por que eso es algo que siempre estara con nosotros,donde quiera que vayamos,

        • Ramiro Millan 25 November 2017 at 6:15 am Permalink

          Héctor, creo que ud está interpretando el término cultura de una manera diferente a la que utilizo yo.
          Cultura tiene básicamente dos significados o acepciones diferentes.
          Una de ellas es el conjunto de conocimientos gracias al desarrollo de facultades intelectuales adquiridos por la lectura especializada que caracterizan a un pueblo.
          La otra acepción, que es la que yo utilizo (lamentablemente el término cultura se presta para este tipo de confusiones) es el conjunto de costumbres, hábitos, actitudes, conductas comunes sin elaboración o razonamiento previo que caracterizan a un pueblo.
          De hecho, es posible separar en dos grandes grupos a las sociedades desde esta óptica cultural (clave en el desarrollo de las sociedades para mí humilde interpretación, expuesta a error obviamente).
          Sociedades con cultura colectivista o individualista.
          Los pueblos con cultura colectivista se caracterizan por asumir actitudes conducidas por costumbres o hábitos que tienen como referencia la situación del otro, si afecta o no sus acciones a los demás o al Estado.
          Obviamente lo opuesto caracteriza al que pertenece a una cultura individualista.
          Por ejemplo, tirar una simple colilla de cigarrillo en la calle (individualista) o en un basurero (colectivista).
          Estacionar el coche siempre en un lugar adecuado para no molestar a los demás y al tránsito en general (colectivista) o en doble fila sin importar si molesta o no a los demás (individualista). O ver si es posible adelantarse en una fila toda vez que sea posible por el medio que sea aunque esté perjudicando al otro (individualista) o simplemente hacer lo que todos deben hacer, esperar su turno (individualista).
          En mi país le decimos viveza criolla a estas actitudes individualistas que nos caracterizan.
          Y así es posible nombrar miles y miles de ejemplos y dependiendo que actitudes predominan en una sociedad, ésta puede ser catalogada de colectivista o individualista.
          En Latinoamérica amigo Héctor, no tengo la más mínima y absoluta duda de que la cultura individualista es la que prevalece claramente.
          Totalmente opuesta a la japonesa por ejemplo, que reúne todas las características de las culturas colectivistas.
          Y finalmente, soy un convencido (en esto puedo estar equivocado a pesar de mi convencimiento) de que es la cultura colectivista la base del éxito de las naciones desarrolladas.
          Por el simple motivo de que cuando es colectivista la cultura, los ciudadanos respetan con facilidad las normas, las reglas y las leyes, tienen conciencia o no, no importa, de la importancia de asumir entre todos el funcionamiento de la sociedad, respetando los intereses del conciudadano. Combo que finalmente y definitivamente hace muchísimo más fácil que funcionen como se espera las instituciones.
          Instituciones democráticas fundamentalmente.
          Y los institucionalistas la tienen muy clara en esto, saben que cuando las instituciones son eficientes, todas las políticas también lo son.
          Entre esas políticas, las educativas.
          Por ello, cultura colectivista es casi sinónimo de pueblo educado en todo el sentido de la palabra.
          El resultado final es
          Cultura colectivista = desarrollo
          Cultura individualista = subdesarrollo.
          Tal vez amigo Héctor interprete ahora de manera diferente lo que intento expresar y entonces podrá o no estar de acuerdo, pero desde una concepción como la que busco transmitir.
          Siempre recuerdo, nadie es dueño de la verdad, obviamente tampoco yo, sobre todo porque sé me he equivocado muchas veces.

          • hector l Ordonez. 25 November 2017 at 7:52 am Permalink

            Mi amigo Millan,le doy toda la razon,es cierto!cultura no es solamente saber leer y escribir o tener una profesion,estuve confundido con el termino Cultura,la musica.lo culinario,formas de vestir y otras cosas tambien son culturas ,pero por que su exposicion tiende a confundir–al menos a mi–fijese como usted plantea lo que es cultura,La cultura es un freno al desarrollo,lo unico que puede frenar el desarrollo de los pueblos es la educacion,los pueblos no educados no pueden ser desarrollados,vamos a poner un solo ejemplo Sierra Leona en africa donde el anafabetismo alcanza casi un cien por ciento,ese pais jamas podra ser desarrollado,la otra cara de la cultura que entendemos como Cultura,es la musica de los pueblos,habitos alimenticios o sistema culinario e incluso formas de vestir,o sea un argentino no se viste igual a un Boliviano y asi sucesivamente,pero ese tipo de cultura,nada tiene que ver con el desarrollo de los pueblos,el desarrollo esta implicitammente basado en la cultura de la educacion.

  7. Ramiro Millan 25 November 2017 at 8:51 am Permalink

    Amigo Héctor (me expreso de esta manera imitando a mi amigo Julián porque me parece realmente agradable y sincera la forma).
    Exacto, veo que ahora coincidimos.
    Pero permítame profundizar la idea para interpretarla tal yo la veo.
    La educación sin la más mínima y absoluta duda es clave para el funcionamiento eficiente de las sociedades y con ello lograr el anhelado status de desarrollado.
    Sin embargo, mi insistencia en la cultura como causa principal del atraso de los pueblos es porque es un objetivo que antecede a la educación.
    Me explico, para lograr una educación adecuada, es requisito indispensable previo el eficiente funcionamiento de las instituciones, entre ellas las educativas.
    Y como habrá visto, soy un convencido de que si la cultura no acompaña, las instituciones difícilmente son eficientes, entre ellas las que se encargan de la educación (los maestros no se preocupan lo suficiente por cumplir sus tareas, los que deben controlar se cumplan las metas generalmente se desentienden de sus obligaciones, los gremios buscan privilegios que nada tiene que ver con la educación como el sobredimensionamiento de las entidades educativas, los padres no exigen lo que deben exigir, etc etc más un larguísimo etcétera)
    De hecho, no hay país alguno que no haya intentado privilegiar la educación como eje central de sus políticas y sin embargo, son pocos los que obtuvieron los resultados esperados.
    Y es más, no alcanza con lo que interpretamos habitualmente con el término educación.
    De nuevo, permítame explicar este concepto.
    En los países subdesarrollados, las clases sociales acomodadas, lejos están de considerarse “no educadas” y sin embargo en ellos, las actitudes que destruyen el entramado social adecuado, son tan frecuentes como en aquel que consideramos menos o poco educados.
    Por ejemplo, la actitud de “coimear” a un inspector de tránsito o evitar pagar impuestos o recurrir a mecanismos que buscan un interés absolutamente individual en perjuicio de la sociedad en su conjunto es tan frecuente en las clases acomodadas como en cualquier otro ciudadano de una condición social diferente y supuestamente poco educados.
    Convencido de ello, porque es algo que no es necesario leer sino que lo podemos observar por experiencia personal, es que concluyo con lo expuesto.
    En fin, siempre insisto en que es necesario tener en cuenta que son apreciaciones o conclusiones personales expuestas a errores y créame que me he equivocado más de una vez así que tómelo como de quién viene.

  8. Nestor F. 25 November 2017 at 11:16 am Permalink

    En mi opinión, no creo que sea Diaz-Canel a quien dejen en el poder ejecutivo en febrero del 2018, tal vez sí más adelante, digamos después del 2020, cuando los demócratas vuelvan al poder y el postcastrismo establezca su plan de hacer reformas más o menos cosméticas para que les levanten el embargo, y así poder comerciar libremente todo el aparato económico bajo su control con las empresas de EE.UU. Raúl Castro necesita tranquilidad en los años que le quedan por vivir, y poder viajar por ciertos lugares del mundo sin la sombra de lo que le sucedió a Pinochet. Yo creo que pudiera ser Ramiro Valdés el encargado de ese momento de transición. Sin embargo, pudieran preverse confrontaciones más adelante, entre los ortodoxos a los que no les convienen cambios y los otros a los que les encantaría entrar en la fiesta de negocios plenos con EE.UU, pero siempre dentro del postcastrismo: al resto del pueblo, y a los cubanos en el exilio, les seguirán imponiendo mirar los toros desde la barrera.

  9. MANUEL 25 November 2017 at 3:30 pm Permalink

    Cuba debe ser uno de los pocos países con sólo un presidente con vida.
    Fidel murió hace exactamente un año y dejó varios records dificiles de romper: tiempo en el poder, limitación de la libre empresa, limitación de los derechos humanos, etc. También dejó el record de ser el q más tiempo vivió: el único de los presidentes hasta ahora en vivir más de 87. Es provable q raúl rompa este último record, el único q será capaz de romper. En todo lo demás seguirá siendo “Compay Segundo”, a no ser q algo muy sorprendente ocurra, algo q nadie espera, todos esperan en dentro de tres meses cuba tenga otro presidente y llegue a la sorprendente marca, muy dificil de batir en este hemisferio, de 70 años sin alecciones libres. ¡Qué país!


Leave a Reply