16 August 2020 ~ 22 Comentarios

Uribe arrestado y Sánchez suelto: algo en el mundo va mal y no es sólo el virus 

Por Federico Jiménez Losantos

Pocos políticos en el mundo merecen tanto el título de héroe de la Libertad como Álvaro Uribe Vélez. Como Presidente de Colombia logró acabar con la hegemonía que estaba consiguiendo la narcoguerrilla de las FARC en muchos ámbitos de la sociedad colombiana, el más grave, sin duda, el militar. Contaba con el respaldo de La Habana y con el dinero del narco, con abogados que eran políticos y políticos que eran abogados, amén de la protección de la izquierda política internacional que nunca falta a los asesinos si son comunistas y matan en sitios alejados de Europa o los USA.

Cuando Uribe llegó al Poder, Colombia estaba a punto de ser lo que la URSS quería que fuera México: “un cáncer en el vientre de la Fiera”. Al acabar su mandato presidencial, Colombia había derrotado militarmente al narcoterrorismo comunista, salía del marasmo económico que, salvo el dinero negro del polvo blanco, acompaña a la terrible inestabilidad política. Colombia pasó de ser el país a punto de convertirse en narco-Estado, lo que finalmente han conseguido los comunistas con Venezuela, a un Estado que recuperaba poco a poco las instituciones básicas de una sociedad libre.

La derrota de Santoshenko, Timoshenko y el Papa  

Pero el veneno totalitario y la corrupción política y mediática están muy interiorizados en Colombia, como en casi todas partes, y el sucesor de la milagrosa obra uribiana se convirtió en su Judas: el presidente Santos decidió hacerse una figurita mundial, o sea, un progre exótico más, y urdió con el Timoshenko de las FARC y con el apoyo de Obama, el Papa y el grupo PRISA en España un referéndum para crear un nuevo régimen, híbrido de la banda narco-comunista y el Estado de Derecho, en la práctica haciendo que el Estado de Derecho protegiera los derechos del terrorismo de tantas décadas.  En las conversaciones de La Habana, sitio neutral, el abogado de las FARC era el comunista Enrique Santiago, número dos de hecho de Podemos y vicepresidente de la Comisión de Reconstrucción tras la pandemia, que, como es lógico en un comunista, nada ha reconstruido.

Contra el referéndum se alzó Uribe con su iPad y su cuenta de Twitter, apoyado por su antiguo rival y ex-presidente Pastrana. Y contra todo pronóstico y pese a una multimillonaria inversión publicitaria, en el referéndum perdieron Santos, las FARC, Obama, el Papa y Cebrián. Se produjo una situación extraña, porque Santos no tuvo el decoro de dimitir y al final dejaron el acuerdo en medio acuerdo, pero garantizando puestos en el Senado para las FARC y jueces para los Tribunales del proceso de Paz, diseñados para hacer impune a la guerrilla y cargar contra paramilitares o simplemente militares que supuestamente se extralimitaron en su tarea.

Recuerdo que mi amigo Plinio Apuleyo Mendoza me contó cómo conseguían, mediante elementos izquierdistas dentro del Congreso USA y los medios progres de costumbre paralizar la ayuda del Paquete Colombia mientras no se eliminara a determinados oficiales, los que más daño hacían a las FARC. Y en nombre de los Derechos Humanos ayudaban a esa banda de narcotraficantes, secuestradores y esclavizadores sexuales de niñas que, con Santiago como abogado, sientan hoy sus cerebros en el Senado. Salvo que, reclamados en los USA por narcotráfico, decidan huir y montar de nuevo el negocio narco-comunista, rojo por fuera y blanco por dentro. No hay que dejar a Maduro solo en el mercado.

Corte Suprema de Injusticia 

Es lo que con la protección de una parte de la casta política y de la Corte Suprema de Justicia hizo hace pocos meses un narcoterrorista, al que dejaron salir de la cárcel, sin arresto domiciliario, huyó y volvió al crimen. Pues bien, esa Corte Suprema ha perpetrada la suprema ignominia de poner bajo arresto domiciliario a Uribe, el hombre al que debe Colombia cuanto se pueda deber a un hombre, por peligro de huir, cuando no ha huido nunca de nada, y menos, de la Justicia que ese tribunal deshonra gravísimamente.

Todo nace de la ingenuidad del propio Uribe, que denunció a un tal Iván Cepeda, un demagogo pro-FARC a cuyo lado Pablo Iglesias resulta elegante, que buscaba cornear a Uribe recorriendo las cárceles en busca de testimonios de paramilitares condenados que pudieran incriminarlo. Pero un juez famoso por su odio a Uribe, del mismo tribunal que acaba de soltar al narco sin cautela alguna, decidió reconvertir la causa contra Cepeda en causa contra el denunciante, y desde hace años arrastra ese caso que ahora ha retratado a la justicia colombiana a la altura de Cepeda y de sus cuates. La última de este demagogo rojo es denunciar a Iván Duque por defender la inocencia de Uribe. Y el mismo juez, por la misma causa, le daría la razón. A Uribe se le priva legaloidemente hasta de la presunción de inocencia. Así paga Colombia a sus héroes y así venga su derrota la gentuza de las FARC.

         Néstor Laso publicó recientemente en El Español -y reprodujo El Bogotano- un artículo sobre los disparates legales del caso contra Uribe. Pero el texto más aplastante y estremecedor, por el inmenso dolor que revela y que politicastros y politijueces pretenden enterrar es de Estefanía Flórez en El Nodo de Colombia: “Matarifes de la verdad y verdugos de la verdadera memoria histórica”. Lo citaría entero, pero prefiero animarles a que lo lean y, en el caso de los españoles, descubran una brillante escritora.

En España, la ETA, como las FARC 

         No es muy distinto, salvo en tamaño, porque todo en América es más grande que en Europa, lo que pasa en Colombia de lo que está pasando en España con la ETA, socia del Gobierno y con un ministro del Interior está dedicado a cuidar etarras y humillar a sus víctimas, con el resultado de que hoy, gracias al PSOE, el País Vasco y Navarra son “zonas liberadas”, como las que negociaron las FARC con Santos en la Colombia que dominaban para mantener el negocio a salvo de bombardeos o ataques militares. Y esclavizando, de paso, a los desgraciados que allí tenían que vivir. No hay Ley cuando los que legislan son los socios políticos de los pistoleros. Y no es muy distinta la situación en Cataluña, de la que huyen jueces y fiscales, ni en Valencia ni en Baleares, donde se persigue el español y al español.

         El responsable mayor –los menores, sobre todo mediáticos, son casi todos- está tomando el sol desde hace días y piensa tirarse el mes entero, en La Mareta, residencia que Hussein II de Jordania regaló a Juan Carlos I y él regaló a Patrimonio Nacional, porque mantener ese tronío sale carísimo. A Falconetti eso le da igual. Ha mandado levantar tapias y parasoles para que nadie del vulgo se solace con su solaz o le arroje algún plátano macoco. Lo último que hizo, aparte de propiciar el esperpento de Campechano, fue la inolvidable campaña de su Gobierno cuyo lema era “¡Somos más fuertes!”

“¡Somos más fuertes!”, decía Falconetti  

         No quiero entrar en detalles de lo mucho más fuertes que somos. A diario los suministran Libertad Digital y esRadio, consuelo de los que no se resignan a no enterarse de nada. Pero socialistas y comunistas, sin duda, lo son. Tal vez porque en esta pobre España la Oposición aspira a heredar sin trabajar, salvo en el teatro de las Cortes, y está cerrado por vacaciones. La verdad es que no se sabe cómo resulta más dañino. Después de aplaudirse y de hacerse aplaudir por su banda, y tras enterrar pomposamente el ataúd de los 25.000 muertos sin contar, Cum Fraude, Falconetti o el nauta Mareota, medita un golpe de efecto para su vuelta en Septiembre. Se habla de Illa para la Generalidad y Simón para Sanidad, lo cual sería totalmente lógico.

 Se dirá que aunque lógico es cruel para los que nada han hecho para merecer esa injusticia. Miren hacia el Oeste, a la altura de Colombia, y piensen en ese hombre sometido a arresto domiciliario, cuya culpa ha sido romper las cadenas que, años después, los miserables quieren imponerle.

22 Responses to “Uribe arrestado y Sánchez suelto: algo en el mundo va mal y no es sólo el virus ”

  1. razón vs instinto 16 August 2020 at 8:35 pm Permalink

    Es tal la indignación que me produce esta columna de opinión, totalmente verídica y realista, que no puedo evitar decir lo que sigue (guste a quien guste porque ya me tiene podrido lo “políticamente correcto”).

    Si en latinoamerica no existieran Chile, Costa Rica y Uruguay, probablemente estaría ya convencido de la necesidad de terminar, al menos por un tiempo, con la “democracia” en latinoamerica. Democracia que, con excepción de los países mencionados, de ella no tiene absolutamente nada.
    No es Democracia un sistema donde el poder judicial es totalmente dependiente de los intereses políticos.
    No hay Democracia donde los políticos corruptos son votados alegremente por pertenecer a una determinada facción ideológica sin el más mínimo análisis previo
    y sin la más mínima responsabilidad cívica. No hay Democracia donde la mayoría de los políticos, dirigentes y funcionarios son corruptos. No hay Democracia donde el nepotismo es la regla. No hay Democracia donde el clientelismo político asegura quien es el ganador y quién el perdedor. No hay Democracia donde los asesinos están en las calles porque son supuestamente víctimas del sistema y encerrados detrás de rejas en sus hogares los que verdaderamente sostienen el país. No hay Democracia donde los derechos humanos son para los victimarios y las condenas para los que creen en la libertad. No hay Democracia donde el poder legislativo es una “escribanía” de los líderes políticos (la mayoría de ellos delincuentes, tanto como sus líderes). No hay Democracia donde no existe la libertad de prensa y si existe, la mayoría de los medios comprados por el poder político. no hay Democracia donde las instituciones son herramientas políticas. No hay Democracia donde los políticos, totalmente desinteresados del futuro de la Nación con sus millones de ciudadanos incluídos, llevan los GASTOS del ESTADO a cifras total y absolutamente INSOSTENIBLES con tal de ganar elecciones.
    Finalmente, no hay Democracia donde NADIE CREE EN ELLA; o ¿Acaso creen en la Democracia los políticos, jueces, funcionarios, gobernantes e intendentes que hacen todo lo que todos sabemos que hacen? ¿Acaso creen en la Democracia los ciudadanos que votan a corruptos e ineptos sabiendo conscientemente que lo son?
    ¿De qué Democracia hablan?
    Son dictaduras disfrazadas de Democracia. Son, lisa y llanamente, cleptocracias.
    Si bien es cierto que en nuestra cultura está el germen de nuestra eterna decadencia y que mientras ésta no cambie, difícilmente tendremos mejores países sea el sistema de gobierno que sea, “democrático al estilo latinoamericano” o dictatorial, también es cierto que las “democracias nuestras de cada día” tienen una fuerte predisposición a conducir a los países a verdaderas “dictaduras democráticas” de izquierda.
    Y si de algo no tengo dudas es que prefiero mil veces una dictadura de derecha antes que una dictadura de izquierda disfrazada de democracia. Éstas últimas son muchísimo más destructivas que las dictaduras de derecha.
    Muchos suponen, entre los que me encuentro pero ya con enormes dudas, que con los años aprenderemos a auto gobernarnos y forjar así alguna vez una verdadera Democracia, pero ya llevamos 40 años del último ciclo democrático en la región y los resultados están a la vista. Cada década que pasa nos parecemos más a los países africanos y menos a los europeos.
    Incluso, los países de Oriente progresaron muchísimo más que nosotros las últimas décadas y no precisamente con democracias.
    10 años más de chances y si sigue esta decadencia, al menos de mi parte, nuestra democracia se podrá ir a la p….

    • Manuel 16 August 2020 at 9:31 pm Permalink

      Por Carlos Rodríguez Braun

      Una de las consignas clásicas del peronismo en mi Argentina natal era: “¡Ni yankis ni marxistas, peronistas!”. En efecto, el peronismo, al igual que otras variantes del populismo y el fascismo, reivindicó la equidistancia entre liberales y socialistas, o entre capitalistas y anticapitalistas, a quienes identificó.

      Pero liberalismo y socialismo son opuestos, porque el liberalismo defiende las instituciones de la libertad, en particular la propiedad privada y los contratos voluntarios, que el socialismo quebranta. El socialismo idolatra el progreso y la ciencia, mientras que el liberalismo subraya las limitaciones del saber, y desconfía de los planes racionalistas de cambiar la sociedad sin restricciones intelectuales ni morales. Así como el liberalismo en política procura limitar el poder, el liberalismo en economía hace lo propio con el llamado poder económico, al someterlo a la competencia y el juicio de los ciudadanos. Cuando los antiliberales despotrican contra la “mercantilización”, ignoran que donde no hay mercados hay coacción sobre los más débiles.

      Vuelvo a recordar el peronismo, por esta frase que pronunció el general Perón en el Congreso de Buenos Aires: “La economía nunca es libre: o la dirige el Estado o la dirigen los monopolios”.

      Esto entronca con antiguas ideas antiliberales que advertían contra los terratenientes y capitalistas porque concentran la propiedad, despojando de ese derecho a la mayoría del pueblo. De ahí viene la tradición estatista del fascismo, que condena el liberalismo caricaturizándolo como un mundo sin reglas, donde dejar a la gente en paz significa dejarla aislada e inerme ante cualquier violencia. Se apoya en esta tradición la idea antiliberal de primar siempre el vínculo colectivo sobre el derecho individual, considerado egoísta. También decía Perón que, sin la coacción del Estado, el individuo caería presa de la “sinarquía internacional”. El intervencionismo, así, protege al individuo de conjuras variopintas.

      Siendo equivocada, la identificación de liberalismo y socialismo tiene un argumento histórico en su favor. Es el racionalismo ilustrado de la Europa continental, que estalla en la Revolución Francesa, y tiene ecos en España y otros países, por la relativización del derecho de propiedad en el caso de la tierra —pensemos en Flórez Estrada, o Henry George. No es casualidad que un gran liberal como F.A. Hayek haya insistido en distinguir la Ilustración continental de la británica, y especialmente de la escocesa de David Hume y Adam Smith.

      Este artículo fue publicado originalmente en La Razón (España) el 29 de septiembre de 2019.

      • vicente 17 August 2020 at 8:43 am Permalink

        “donde hay mercado hay coaccion sobre los debiles“ mas bien es al contrario, si usted no puede defenderse en el mercado se convierte en un pobre mas mientras los dueños de las empresas amplian su capital y hacen sus negocios con los burocratas.Este articulo es un desproposito ,la narcoguerrilla no existe,los narcos son capitalistas como ustedes y defienden un mercado que aunque sea ilegal no deja de ser un mercado.El dejar hacer ,dejar pasar del liberalismo no es mas que un darwinismo social donde el fuerte aplasta al debil y en democracia los politicos no son mas que sirvientes de las elites eonomicas.

    • manuel 16 August 2020 at 10:44 pm Permalink

      la realidad es cambiante y es preciso ir con ella siempre.

      NO somos árboles, dinosaurios, o ciertos negocios que no son a prueba de COVID-19.

      No somos árboles que no pueden cambiar de ladera y son arrastrados en deslaves, o animales extintos, somos humanos y estamos acá ya visitando satélites, planetas, sacando objetos que hemos fabricado fuera de nuestro sistema solar.

      En política hay principios que deben irse acomodando a los tiempos. Es lo que han podido hacer muy pocos. En la historia de los últimos 300 años sólo un sistema ha sobrepasado, en un pais además plural y enorme, los 200 años: los EEUU.

      No hay que tener muchas luces detrás de la frente, perón y catro lo demuestran, para percibir que los extremos son malos. Perón vio los extremos marxismo liberalismo; Fidel estatismo libertad individual, por instinto de preservación eligió un estatismo alimentado fuertemente primero por URSS y satélites, y luego por chavez-maduro-y remanentes.

      En EEUU los extemos han sido varios, y han llevado a crisis que se han salvado por que en tiempos entrecrisis han fortalecido instituciones que se velan, vigilan y contrarrestan constantemente: es lo que no ha tenido el resto del planeta que, como ud bien apunta, se debate entre sistemas, entre bandazos, de un saco de maltrechos actores que luchan por la prevalencia de un extremo en detrimento de toda la sociedad que logran dejar desvalida acomodando fuerzas para regresar, y siempre regresan, en las crisis, en el cúmulo de “expertos” que logran llevarlos al extremo “justiciero” vengativo, según ud. “envidioso”

      • manuel 16 August 2020 at 10:48 pm Permalink

        En EEUU los extremos han sido varios, y han llevado a crisis que se han salvado porque en tiempos entrecrisis han fortalecido instituciones que se velan, vigilan y contrarrestan constantemente: es lo que no ha tenido el resto del planeta que, como ud bien apunta, se debate entre sistemas, entre bandazos, de un saco de maltrechos actores que luchan por la prevalencia de un extremo en detrimento de toda la sociedad y sobre todo del ala que logran dejar desvalida acomodando fuerzas para regresar, y siempre regresan, en las crisis, en el cúmulo de “expertos” que logran llevarlos al extremo “justiciero” vengativo, según ud. “envidioso” de vuelta al poder a tomar las “merecidas” represalias con los que les tuvieron tantas décadas “en el olvida” y derrando sangre “martir”

        • manuel 16 August 2020 at 10:49 pm Permalink

          derramando sangre martir

        • manuel 16 August 2020 at 10:50 pm Permalink

          tantas décadas “en el olvido” y derramando sangre martir

  2. Julian Perez 16 August 2020 at 10:04 pm Permalink

    Yo no sabía mucho acerca de Donald Trump hace 4 años. Este video de 1987 (una entrevista de la CNN!!!) demuestra su consistencia. Decía las mismas cosas que dice ahora.

    https://www.youtube.com/watch?v=A8wJc7vHcTs

    • Julian Perez 17 August 2020 at 9:13 am Permalink

      Un amigo me cuenta esto sobre Donald Trump, que no creo sea de conocimiento general y merece serlo:

      >>La primera vez que supe de la existencia de Donald Trump fue por una carta que respondía a una invitación que le hacían empresarios españoles para que invirtiera en los Hoteles de Varadero. Esa carta salió publicada en el Miami Herald a mediados de los 90, la tuve mucho tiempo en mis computadoras, pero la perdí y no la he podido recuperar. Trump mostró un sorprendente conocimiento del tema cubano, recuerdo que sabía del método de pago a los empleados a través de CUBALSE, calificándolo de esclavitud y sabía de que los cubanos no podían hospedarse en esos hoteles y decía que eso para él era inaceptable y que, si para ganarse unos cuantos millones se tenía que rebajar a eso, habría perdido todo su autorrespeto.

  3. manuel 16 August 2020 at 11:25 pm Permalink

    En EEUU los extremos han sido varios, y han llevado a crisis que se han salvado porque en tiempos entrecrisis han fortalecido instituciones que se velan, vigilan y contrarrestan constantemente: es lo que no ha tenido el resto del planeta que, como ud bien apunta, se debate entre sistemas, entre bandazos, de un saco de maltrechos actores que luchan por la prevalencia de un extremo en detrimento de toda la sociedad y sobre todo del ala que logran dejar desvalida acomodando fuerzas para regresar, y siempre regresan, en las crisis, en el cúmulo de “expertos” que logran llevarlos al extremo “justiciero” vengativo, según ud. “envidioso” de vuelta al poder a tomar las “merecidas” represalias con los que les tuvieron tantas décadas “en el olvido” y derramando sangre martir que luego quieren eternizar en sus semióticas y bestiarios, como este Julián que quiere destallar y tallar, y volver a destallar la cima de monte.

    Pero fíjese que es eso mismo lo que muchos antijefe cuestionan. Ellos sugieren que en EEUU manda una élite, y quieren vender la idea de que hay una masa creciente de inconformes que esperan un momento clave para terminar con todo y los Padres y los sueños de los que siempre se han veneficiado más. Mienten. Y subestiman la ignorancia agena, el instinto, la sabiduría de esas mayorías que puestas a elegir eligen venir a vivir acá.

    Pues entonces recurren a otra artimaña: bueno, pero es que EEUU logra estabilizarse exportando desgracias por el mundo entero, un mundo ya insostenible por el consumismo que EEUU pregona a los 4 vientos como el ideal a alcanzar y muchos gobiernos tienen que seguir.
    En esto llegan un poco de verdad, y se ha producido un ciclo largo en ese pensamiento que parece estar madurando con todo este movimiento que quiere sacar a Trump, y meternos en ciclo bandazo.

    El mundo puede ser mejor y EEUU se puede portar mejor en el mundo, ser más abierto y solidario, controlar a los monopolios que abusan, los famaceuticos, los de la propiedad intelectual, los fabricantes de esto y otra cosa. Alguien debe velar por que haya competencia justa, evitar los excesos, velar porque TODOS los que respetan las reglas democráticas tengan igual derecho a acceder a los beneficios del Libre Mercado. Pero no China, China es la actual URSS, la nueva Guerra Fria es cada vez más fuerte y estos extremos que se han hecho con el Partido Demócrata están muy perdidos en este juego, muy perdidos, y en eso si fueron grandes Reagan y Bush padre, en ponerle fin a un imperio que nada bueno traía ni traerá de la mano de rusos, chinos o quien venga con el mismo librito de atropellos de potencia unipartidista (es decir Fascista)

    • razón vs instinto 17 August 2020 at 9:37 am Permalink

      Todas las falsas descalificaciones, para ser creíbles por los desprevenidos (que abundan) llevan algo de verdad.
      Por ejemplo, el mayor experto en descalificaciones con verdades es Noam Chomsky. No conozco otro hdp que utilice mejor esa técnica.
      EEUU tiene la suerte de contar con “En EEUU los extremos han sido varios, y han llevado a crisis que se han salvado porque en tiempos entrecrisis han fortalecido instituciones que se velan, vigilan y contrarrestan constantemente: es lo que no ha tenido el resto del planeta”.
      Pero esas Instituciones que se controlan, vigilan y velan para contrarrestar los desequilibrios que puedan surgir, son “conquistables” por los “bandazos”.
      Y esas Instituciones son claves para la Nueva Guerra Fría que afronta la Democracia y los derechos humanos universales.
      Cuidenla!!

  4. manuel 17 August 2020 at 9:44 am Permalink

    la realidad es cambiante y es preciso ir con ella siempre.

    NO somos árboles, dinosaurios, o ciertos negocios que no son a prueba de COVID-19.

    No somos árboles que no pueden cambiar de ladera y son arrastrados en deslaves, o animales extintos, somos humanos y estamos acá ya visitando satélites, planetas, sacando objetos que hemos fabricado fuera de nuestro sistema solar.

    En política hay principios que deben irse acomodando a los tiempos. Es lo que han podido hacer muy pocos. En la historia de los últimos 300 años sólo un sistema ha sobrepasado, en un pais además plural y enorme, los 200 años: los EEUU.

    No hay que tener muchas luces detrás de la frente, perón y catro lo demuestran, para percibir que los extremos son malos. Perón vio los extremos marxismo liberalismo; Fidel estatismo libertad individual, por instinto de preservación eligió un estatismo alimentado fuertemente primero por URSS y satélites, y luego por chavez-maduro-y remanentes.

    En EEUU los extremos han sido varios, y han llevado a crisis que se han salvado porque en tiempos entrecrisis han fortalecido instituciones que se velan, vigilan y contrarrestan constantemente: es lo que no ha tenido el resto del planeta que, como ud bien apunta, se debate entre sistemas, entre bandazos, de un saco de maltrechos actores que luchan por la prevalencia de un extremo en detrimento de toda la sociedad y sobre todo del ala que logran dejar desvalida acomodando fuerzas para regresar, y siempre regresan, en las crisis, en el cúmulo de “expertos” que logran llevarlos al extremo “justiciero” vengativo, según ud. “envidioso” de vuelta al poder a tomar las “merecidas” represalias con los que les tuvieron tantas décadas “en el olvido” y derramando sangre martir que luego quieren eternizar en sus semióticas y bestiarios, como este Julián que quiere destallar y tallar, y volver a destallar la cima de monte (pendejos)

    Pero fíjese que es eso mismo lo que muchos antijefe cuestionan. Ellos sugieren que en EEUU manda una élite, y quieren vender la idea de que hay una masa creciente de inconformes que esperan un momento clave para terminar con todo y los Padres y los sueños de los que siempre se han veneficiado más. Mienten. Y subestiman la ignorancia agena, el instinto, la sabiduría de esas mayorías que puestas a elegir eligen venir a vivir acá.

    Pues entonces recurren a otra artimaña: bueno, pero es que EEUU logra estabilizarse exportando desgracias por el mundo entero, un mundo ya insostenible por el consumismo que EEUU pregona a los 4 vientos como el ideal a alcanzar y muchos gobiernos tienen que seguir.
    En esto llegan un poco de verdad, y se ha producido un ciclo largo en ese pensamiento que parece estar madurando con todo este movimiento que quiere sacar a Trump, y meternos en ciclo bandazo.

    El mundo puede ser mejor y EEUU se puede portar mejor en el mundo, ser más abierto y solidario, controlar a los monopolios que abusan, los famaceuticos uno muy importante, los de la propiedad intelectual, los fabricantes de esto y otra cosa, llevar el acento hacia el reciclaje de basuras y uso de energias renovables, darle el impulso a las IAs QUE SE MERECEN. Alguien debe velar porque haya competencia justa, evitar los excesos, porque TODOS los que respetan las reglas democráticas tengan igual derecho a acceder a los beneficios del Libre Mercado.
    Pero no China, China es la actual URSS, la nueva Guerra Fria es cada vez más fuerte y estos extremos que se han hecho con el Partido Demócrata están muy perdidos en este juego, muy perdidos, y en eso si fueron grandes Reagan y Bush padre, en ponerle fin a un imperio que nada bueno traía ni traerá de la mano de rusos, chinos o quien venga con el mismo librito de atropellos de potencia unipartidista CON RESTO DE INSTITUCIONES NACIONALES inservibles (es decir Fascista)

  5. razón vs instinto 17 August 2020 at 9:53 am Permalink

    En el 2014 escribí en mi blog lo que ya intuía que se vendría con el título “el peligro Chino” y hoy es una realidad absoluta.
    Y vamos a necesitar de un EEUU tan fuerte como aquel que enfrentó y derrotó a los nazis y a los comunistas rusos para detener el avance chino.
    De hecho, no se trata de una nueva guerra fría, es la de siempre, la del Desarrollo vs el Subdesarrollo. La de la Democracia vs la Dictadura.
    Sé que es difícil asociar la guerra contra el comunismo ruso ésta guerra contra el capitalismo chino pero en el fondo se trata de exactamente lo mismo.
    https://razonvsinstinto.blogspot.com/2019/02/finalmente-no-hay-una-nueva-guerra-fria.html

    • manuel 17 August 2020 at 10:03 am Permalink

      ud. pertece al MUY escaso grupo de personas que se han mentenido bloggeando luego de 5 años:

      la mayoría incluso sólo visitan los blogs para dar condolencias, o ver “que tiene que decir este sobre esto ‘tremendo’ que acaba de pasar”

      • manuel 17 August 2020 at 10:04 am Permalink

        dan una vueltita luego por algunas otras publicaciones y comentarios, y se van creyendo que aprendieron algo

      • manuel 17 August 2020 at 10:08 am Permalink

        así de petulantes y imbéciles estamos repletos, rodeados, y es por eso mismo que estamos como estamos en los lugares que no tienen la suerte de contar con un diseño tan inteligente como el de los EEUU, PENSADO para esta clase de “sabios” de las que no empachamos todos los pueblos

        • manuel 17 August 2020 at 10:08 am Permalink

          de las que nos empachamos todos los pueblos

      • razón vs instinto 17 August 2020 at 12:09 pm Permalink

        Mi blog lo tomo como algo íntimo y un lugar donde expresar las boludeces que se me ocurren.
        Es tan personal e intimo que de todas las personas que me conocen solo sabe de su existencia un amigo que sabe de informática a quien un día de aburrimiento le pedí que me cree la web.
        No obstante, también incentiva las 600-700 visitas al mes de blogueros de muchos países. De hecho, de Argentina son menos de la mitad los que visitan más a menudo.
        Últimamente me anda rondando la cabeza hacer videos con gráficos o algo similar en Youtube.
        Me entretiene mucho este tipo de boludeces.

        • manuel 17 August 2020 at 12:14 pm Permalink

          MUCHAS de las mejores cosas acaecidas en la Historia empezaron por unas “boludeces”, como el derribo del muro de Belín por ejemplo: alguien empezó diciendo unas boludeces y aquello terminó con multitudes a ambos lados desbaratando al infame muro

  6. manuel 24 August 2020 at 11:53 am Permalink

    “…me vienen a la memoria todas las horas desperdiciadas desde mi niñez: actos políticos de “reafirmación revolucionaria”, castigados bajo el sol mientras algún funcionario daba su discurso oportunamente ubicado bajo la sombra, caminatas en conmemoración de alguna fecha histórica, las sacrosantas escuelas al campo (todavía me pregunto qué podía aportar a la producción un puñado de muchachos a los que nos importaba un rábano lo que íbamos a hacer allí). Las becas masivas en el campo, que le quitaban a la familia el papel que debía tener en la formación de los hijos.

    También me vienen al recuerdo aquellas grandes movilizaciones agrícolas, especialmente una en la que estuve, que justo en el momento en que íbamos a almorzar, después de pasar la mañana pegados al surco, aparece un fulano del partido a reunirse con nosotros: hora y pico duró la perorata, y nosotros ahí, sudorosos, hambrientos, queriendo despellejar vivo al inoportuno visitante. También los mítines, las reuniones, las marchas, las tribunas… ¿Y para qué? Tantas horas retenidas, tantos días y meses malgastados, tanto tiempo secuestrado, ¿a dónde fueron a parar? ¿De qué sirvió tanto derroche inútil?

    Yo solo sé que llevo mes y pico lavándome la boca sin pasta dental, que ya casi no me acuerdo de lo que es un baño decente con un jabón de verdad, y que hoy para la cena tengo plátano y croqueta. Poco me importa de quién sea la culpa. Es como dice la canción, es todo el tiempo perdiendo el tiempo.

    Publicado en 2020, Joany Rojas Rodríguez, Política y etiquetado becas, canasta basica, colas, comida, culpa, multitud, noticias. Marca el enlace permanente.

    1

    Jose A. Huelva G el 24 agosto 2020 a las 7:15 AM Responder
    «Entonces me vienen a la memoria todas las horas desperdiciadas desde mi niñez: actos políticos de “reafirmación revolucionaria”, castigados bajo el sol mientras algún funcionario daba su discurso oportunamente ubicado bajo la sombra, caminatas en conmemoración de alguna fecha histórica…»

    Ahí está una de las causas fundamentales de la Economía mediocre que tenemos al día de hoy. Se pierde mas tiempo en transporte, reuniones inútiles de todo tipo y colas que en trabajar.
    Así nos va!

    • manuel 24 August 2020 at 12:13 pm Permalink

      “y todo para que se mantengan en el poder a una muy reducida élite de gobernantes que viven como reyes frente a un pueblo colmado de necesidades básicas y con hambre.
      Han pasado 61 años y está más que claro que los gobernantes cubanos no saben cómo desatar el nudo que ellos mismos hicieron.
      Pobre pueblo cubano. Somos el mejor ejemplo de lo que significa la indefensión aprendida. Esos señores nos han quitado hasta el amor y el orgullo propios.
      Horrible.”

  7. manuel 24 August 2020 at 1:25 pm Permalink

    …y por último (última versión):

    la realidad es cambiante y es preciso ir con ella siempre.

    NO somos árboles, dinosaurios, o ciertos negocios que no son a prueba de COVID-19.

    No somos árboles que no pueden cambiar de ladera y son arrastrados en deslaves, o animales extintos, somos humanos y estamos acá ya visitando satélites, planetas, sacando objetos que hemos fabricado fuera de nuestro sistema solar.

    En política hay principios que deben irse acomodando a los tiempos. Es lo que han podido hacer muy pocos. En la historia de los últimos 300 años sólo un sistema ha sobrepasado, en un pais además plural y enorme, los 200 años: los EEUU.

    No hay que tener muchas luces detrás de la frente, perón y catro lo demuestran, para percibir que los extremos son malos. Perón vio los extremos marxismo liberalismo; Fidel estatismo libertad individual, por instinto de preservación eligió un estatismo alimentado fuertemente primero por URSS y satélites, y luego por chavez-maduro-y remanentes.

    En EEUU los extremos han sido varios, y han llevado a crisis que se han salvado porque en tiempos entrecrisis han fortalecido instituciones que se velan, vigilan y contrarrestan constantemente: es lo que no ha tenido el resto del planeta que, como ud bien apunta, se debate entre sistemas, entre bandazos, de un saco de maltrechos actores que luchan por la prevalencia de un extremo en detrimento de toda la sociedad y sobre todo del ala que logran dejar desvalida acomodando fuerzas para regresar, y siempre regresan, en las crisis, en el cúmulo de “expertos” que logran llevarlos al extremo “justiciero” vengativo, según ud. “envidioso” de vuelta al poder a tomar las “merecidas” represalias con los que les tuvieron tantas décadas “en el olvido” y derramando sangre martir que luego quieren eternizar en sus semióticas y bestiarios, como este Julián que quiere destallar y tallar, y volver a destallar la cima de Monte Rushmore (pendejos)

    Pero fíjese que es eso mismo lo que muchos antijefe cuestionan. Ellos sugieren que en EEUU manda una élite, y quieren vender la idea de que hay una masa creciente de inconformes que esperan un momento clave para terminar con todo y los Padres y los sueños de los que siempre se han beneficiado más. Mienten. Sobrestiman la ignorancia agena, el instinto, la sabiduría de esas mayorías que puestas a elegir eligen venir a vivir acá.

    Pues entonces recurren a otra artimaña: bueno, pero es que EEUU logra estabilizarse exportando desgracias por el mundo entero, un mundo ya insostenible por el consumismo que EEUU pregona a los 4 vientos como el ideal a alcanzar y muchos gobiernos tienen que seguir.
    En esto llegan un poco de verdad, y se ha producido un ciclo largo en ese pensamiento que parece estar madurando con todo este movimiento que quiere sacar a Trump, y meternos en ciclo bandazo.

    El mundo puede ser mejor y EEUU se puede portar mejor en el mundo, ser más abierto y solidario, controlar a los monopolios que abusan, los famaceuticos uno muy importante, los de la propiedad intelectual, los fabricantes de esto y otra cosa, llevar el acento hacia el reciclaje de basuras y uso de energias renovables, darle el impulso a las IAs QUE SE MERECEN. Alguien debe velar porque haya competencia justa, evitar los excesos, porque TODOS los que respetan las reglas democráticas tengan igual derecho a acceder a los beneficios del Libre Mercado.
    Pero no China, China es la actual URSS, la nueva Guerra Fria es cada vez más fuerte y estos extremos que se han hecho con el Partido Demócrata están muy perdidos en este juego, muy perdidos, y en eso si fueron grandes Reagan y Bush padre, en ponerle fin a un imperio que nada bueno traía ni traerá de la mano de rusos, chinos o quien venga con el mismo librito de atropellos de potencia unipartidista CON RESTO DE INSTITUCIONES NACIONALES inservibles (es decir Fascista)


Leave a Reply