08 July 2017 ~ 8 Comentarios

VENEZUELA AL BORDE DEL ABISMO

Por Carlos Alberto Montaner

Luis Almagro ha vuelto a la carga. Al Secretario General de la OEA, como a medio planeta, le pareció repugnante el asalto de las turbas chavistas a la Asamblea Nacional. Quiere congregar a los embajadores para examinar ese vergonzoso episodio. Tal vez para condenarlo, si se logran los votos y consigue adecentar el comportamiento miserable de los islotes caribeños comprados por el chavismo a punta de petrodólares.

 ¿Por qué Maduro propició estos hechos? Por varias razones.

Es lo que suele hacer el régimen de La Habana. Maduro es un simple brazo del gobierno de Raúl Castro. Se trata de un “acto de repudio” cubano realizado en Caracas. Aunque esta suerte de pogromo es orquestado y dirigido tras bambalinas por los servicios de contrainteligencia, es ejecutado por supuestos “ciudadanos indignados que no consiguen reprimir su cólera ante la perfidia de los enemigos de la patria, siempre al servicio de Estados Unidos”.

Esa es la narrativa. No importa que nadie crea esa versión absurda. Es sólo una explicación formal para justificar la represión. La función de estas actividades represivas es castigar a los disidentes, intimidar al conjunto de la sociedad para que no se le ocurra vincularse a los grupos de oposición, y construir una realidad paralela de revolucionarios heroicos contra la ultraderecha fascista.

A Maduro no le importa que la OEA o el Mercosur lo condenen. El mundo tiene poca memoria y se cansa rápidamente de protestar. La dictadura puede vivir con esas censuras. Lo que no puede es vivir fuera del poder. La arroparán los comunistas del mundo entero, comenzando por los españoles de Unidos Podemos (esos personajes sin corazón que piden democracia para ellos y tiranía para los demás), la Rusia de Putin, probablemente China, los hermanos de las FARC, Evo Morales, los sandinistas de Ortega, el Farabundo Martí de El Salvador, y el resto de la tribu prototalitaria. ¿Quién recuerda que en 1989 los chinos acabaron a sangre y fuego con las protestas de Tiananmen?

Fidel Castro siempre creyó en la utilización de turbas para lograr sus objetivos. Recurrió a ellas desde que estaba en la oposición a Batista en los años cincuenta. Pero ni siquiera lanzó a sus partidarios de rompe y rasga contra los batistianos. Los usó para amedrentar a los miembros de su propio Partido Ortodoxo que tenían otro concepto de la estrategia de lucha. Fidel Castro, finalmente, decidió morirse hace unos meses, pero dejó como parte de su herencia esa impronta violenta.

Raúl Castro, el heredero, piensa que Nicolás Maduro es un idiota, pero es su idiota. Y la manera de protegerlo es calcando en Venezuela la manera cubana de controlar a la sociedad para que nunca más los venezolanos “contrarrevolucionarios” puedan ganar alcaldías, gobernaciones o la mayoría parlamentaria.

Esto se logra con una Constitución que establezca la sacrosanta primacía de la revolución bolivariana, un sistema de postulaciones que les cierre el paso a los “desafectos” y un modelo electoral de segundo grado que, como sucede en Cuba, garantice que sólo ganan los “buenos revolucionarios”.

Es verdad que el noventa por ciento de los venezolanos está en contra de la cubanización del país, incluidos muchos chavistas, pero, en la matemática comunista que maneja Raúl Castro, el 10% que respalda a Maduro alcanza para sellar la jaula. El número mágico de la contrainteligencia, espina dorsal de esos regímenes, es de apenas el 0.5% de la población. De los dos millones de adultos que simpatizan con el chavismo, o que se benefician de él, bastan apenas 150,000 personas para echar el cerrojo definitivo. Para guiar a un rebaño de 200 ovejas dóciles y aterrorizadas basta un perro feroz bien adiestrado.

Los venezolanos tienen pocos días para impedirlo. ¿Quién puede ayudarlos? Estados Unidos examina una propuesta interesante basada en la pugna que existe entre el poder legislativo, respaldado por el voto popular, y el judicial, artificialmente construido por una maniobra del chavismo.

La propuesta de los demócratas es sencilla: abonar en una cuenta escrow el importe diario de la factura petrolera, que es el único dinero en efectivo que entra a las arcas del país, y dejar que la Asamblea Nacional, depositaria de la soberanía popular, decida el momento en que se efectúen las transferencias reales al tesoro nacional. Esto le daría a la oposición el leverage que necesita para obligar al gobierno a negociar en serio una salida a la crisis.

Nota final

ABC de Madrid dio la noticia antes que nadie. En la madrugada del sábado, tras escribir esta crónica, 30 hombres armados se llevaron a Leopoldo López a su hogar para que continuara cumpliendo la injusta condena a 14 años de privación de libertad. Otorgarle la casa por cárcel fue una decisión inconsulta de Maduro.

¿Por qué lo hizo? A mi juicio, para tratar de reducir las protestas callejeras y con la esperanza secreta de que LL dividiera a la oposición.  Pero nada de eso sucederá. El clamor popular a favor de los presos políticos aumenta. Son más de 400 y hay 3000 nuevos detenidos, muchos de ellos sometidos a tribunales militares. En definitiva: otro paso de Maduro hacia la disolución de su dictadura.

8 Responses to “VENEZUELA AL BORDE DEL ABISMO”

  1. Efraín Montero 9 July 2017 at 7:10 am Permalink

    Como de costumbre don Carlos Alberto acierta en su diagnóstico. Análisis refrito que va más o menos así: Venezuela es un manicomio en los que un puñado de gánsteres, dirigidos o inspirados desde La Habana, llevan a un país maravillosos al desastre y sabemos que, el único inicio de solución se inicia con el derrumbe y salida del régimen. Lo se siempre.

    ¿Cómo se derrumba un gobierno en manos de gánsteres marxistas leninistas? Únicamente ocurre cuando no pueden pagar las cuentas se van. Así de simple. Así fue en la URRS. En China, enfrentados al tema de pagar las cuentas, la cúpula abrió su economía para sobrevivir. ¿Por qué siguen en La Habana la cúpula gánster? Porque todavía pueden pagar las cuentas.

    ¿Qué significa que los chavistas envíen a casa a Leopoldo López a cumplir un “arresto revolucionario”? Ni idea. Quizá ni ellos lo saben. Quizá ocurre para que Zapatero (España) se pueda hacer la foto, que los FARC, Evo Morales, sandinistas de Ortega, el Farabundo Martí de El Salvador no tengan que molestarse en responder preguntas incómodas en ante los pocos periodistas que se las preguntan.

    ¿Cambia algo la salida a casa de Leopoldo? No.

    Hoy se empiezan publicar opiniones que, nuevamente, aseguran, como la que en El País (ese diario siniestro de España, tan hipócrita como el New York Times o CNN) hoy en su página web “Dictadura contra las cuerdas”, de Héctor Schamis. Don Héctor escribe “Es que acaba de entregar a su rehén predilecto, no por ser magnánimo sino por necesidad. Tal vez, ahora sí, sea el comienzo del fin. Leopoldo López en su casa—si bien no en libertad—es el síntoma inequívoco de un régimen desesperado. Es un boxeador contra las cuerdas tratando de recuperar oxígeno, rogando que esa campana suene de una buena vez y pueda llegar a su rincón”.

  2. Adolfo 9 July 2017 at 11:36 am Permalink

    Raul Castro y los servicios de espionaje de Cuba están furiosos con Maduro por haber permitido la excarcelación de Leopoldo Lopez, pese a que sigue con arresto domiciliario. Para el regimen castrista, los prisioneros politicos no son otra cosa que fichas de juego. Haber liberado a Lopez sin obtener nada a cambio es el peor de los errores según los servicios de espionaje cubanos.

    Para el pueblo venezolano, esta es una gran victoria contra los opresores cubanos y la criminalidad comunista. Los venezolanos seguirán en las calles, y ahora con mas fuerza.

    Leopoldo Lopez ha devuelto la esperanza a Venezuela.

  3. Francisco Rodriguez 9 July 2017 at 9:16 pm Permalink

    No se porque pienso. .que se trata de tapar..lo del ataque a la asamblea.con esa liberación. Te doy una mala y después una buena. .teoría vieja. .también existen otras teoría muy mala..que lo allan medicamentado .sembrado una enfermedad mortal y lo liberan para limpiar responsabilidad. ..

  4. Pehúen Curá 9 July 2017 at 11:52 pm Permalink

    Leopoldo López, es el reaseguro de Maduro, y lo digo mirando desde lejos, balconeando como decimos acá; Leopoldo no la paso tan mal en la cárcel como nos quieren hacer creer, es del mismo palo que los que gobiernan y le va a salvar la ropa a los chavistas. Esperen y verán, lo mismo que acá con Macri y Cristina, mismo perro, diferente collar

  5. johnny reday 11 July 2017 at 1:24 am Permalink

    http://www.costadelsolfm.net/wp-content/uploads/2017/04/Protesta19ABR2017.jpg
    Faltan los pobres e ignorantes de los barrios marginales, que son felices con las migajas que entrega el gobierno o amenazados por los paramilitares al sueldo del gobierno. O reclutados de exitosos lavado de cerebro perpetrados por psicòlogos cubanos en las misiones.

  6. Manuel 11 July 2017 at 3:19 am Permalink

    “El número mágico de la contrainteligencia, espina dorsal de esos regímenes, es de apenas el 0.5% de la población”
    ¿Qué pasó con esos números en Europa hace 30 años? Ese es el analisis q toca. Que se hizo bien entonces para acabar con la barbarie comunista, q no se está haciendo ahora. Trump es un buen comienzo y la liberación de Leopoldo Lopez también.

  7. Lorenzo Rodolfo 11 July 2017 at 8:52 am Permalink

    Me parece un poco estrambótico el título de este artículo de mi admirado Montaner. Venezuela lleva varios años ya al borde del abismo, pero no acaba de despeñarse. Cuba, también lleva medio siglo al borde de un abismo muy parecido, pero ahí siguen los Castros (el actual anciano y sus descendientes) dandole a la tabarra y el resto de los habitantes del paLs, brincando y haciendo malabares cada vez que la tabarra suena. Ojala yo esté equivocado, pero a este paso, Maduro y sus compinches seguirán en el poder, asesinando, represionando y robando a las dos manos por mucho tiempo aún. Wait and see.


Leave a Reply